Mónaco, una semana de emprendimiento y una vida de lujo

EY realiza durante esta semana el premio al Emprendedor Mundial. 

Oswald Loewy (der.) junto con otros dos asistentes.

Oswald Loewy (der.), junto con Mark Weinberger, CEO de EY (centro), y Edgar Sánchez, presidente de EY en Colombia (izq.)

Jaime Viana

Emprendimiento
POR:
jaime viana
junio 09 de 2016 - 09:47 p.m.
2016-06-09

A lo largo de esta semana, dos colombianos han generado noticias relacionadas con el Principado de Mónaco. El primero fue el futbolista Falcao García quien confirmó que regresará a este paraíso incrustado entre el mar Mediterráneo y la Riviera francesa para jugar con el equipo de esta ciudad- estado y así, recuperar su nivel futbolístico. En este caso, el futuro del goleador en las canchas es incierto.

De otro lado, al que ya le va muy bien en Mónaco es al empresario Oswald Loewy, presidente y CEO de Sempertex, quien junto a otros 49 grandes emprendedores del mundo disputaron el premio ‘El Emprendedor Mundial del año’ (EY World Entrepreneur of the Year, por sus siglas en inglés).

Desde hace 30 años la multinacional Ernst and Young (EY) exalta el trabajo de los líderes empresariales que con su visión y logros construyen compañías dinámicas que impactan el desarrollo regional y de sus países, generan empleo de calidad, promueven la igualdad de género, desarrollan procesos innovadores y generan rentabilidad para sus accionistas, gracias a su dinamismo y constante evolución.

Por su parte, Sempertex es una empresa radicada en Barranquilla que se encarga de suministrarle globos decorativos a todo el mundo, desde San Victorino en Bogotá, hasta China y Rusia, pasando por Disney World, pues cuenta con la licencia de exclusividad para la impresión de sus personajes en los globos.

Anualmente, Sempertex procesa más de 2.500 toneladas de látex, para fabricar más de 900 millones de globos biodegradables, que son exportados a unos 70 países, entre otros, Japón, Emiratos Árabes y Sudáfrica.

Además, el 80 por ciento de sus 1.043 empleados son mujeres, ningún ‘colaborador’ gana menos del salario mínimo, todos tienen facilidades de crédito para adquirir vivienda o educación, así como permanentes procesos de capacitación, debido a la constante evolución tecnológica de la empresa en busca de la competitividad.

La elección del Empresario Mundial del año fue este sábado, en una fiesta de gala en The Salle des Etoiles, un centro de espectáculos y conciertos en Mónaco, tan lujoso o más, a todo lo que se puede observar en este lugar, catalogado como ‘paraíso fiscal’, pues no se cobran impuestos sobre la renta, lo que atrae permanentemente a más magnates de todas las nacionalidades.

Loewy, y los otros 49 nominados, tuvieron durante esta semana entrevistas con los jurados del premio quienes evalúan no solo la actualidad de cada desempeño empresarial, sino la proyección, sostenibilidad y expansión que estos negocios tengan a futuro.

Los procesos empresariales de Loewy y Sempertex han generado los mejores comentarios y de manera frecuente han sido citados por los conferencistas en los diversos paneles que han tenido lugar a lo largo de esta semana en Mónaco.

En esta especie de ‘Juegos Olímpicos’ del sector empresarial, Sempertex dio la pelea con compañías como Despegar.com (Argentina), Rock in Río (Brasil), Carozzi (Chile), Supercell (Finlandia), Nanogate (Alemania), o Lupin (India), para citar sólo algunos emprendimientos exitosos como el colombiano.

Este jueves, entre las 9:30 y 9:50 a.m., Loewy enfrentó su última prueba de fuego en el evento, pues tuvo que convencer a personajes del nivel de Rebecca MacDonald (Presidenta de Just Energy Group), Iván Epstein (presidente de Sage Foundation, Sage International), Kar Wong (Fundador y gerente de The Advanced Group of Companies), Jim Nixon (Presidente de Sandvik Venture), Lance Ugla (CEO de Markit) y Michael Wu (gerente de Hong Kong Maxim’s Group), nombres que si bien pueden sonar desconocidos o lejanos para algunos en Colombia, sí representan historias empresariales éxito y reconocimiento mundial, posicionamiento que en algunos casos los ha hecho merecedores a este premio, y a ser jurados en esta, la trigésima edición de los EY World Entrepreneur of the Year.

LA VIDA EN MÓNACO

Mónaco

Jaime Viana

Una de las rutas para llegar al Principado, el segundo estado más pequeño del mundo después del Vaticano, es un vuelo de 10 horas desde Bogotá hasta París. Allí hay que tomar otro avión hasta la ciudad de Niza. En Niza, se coge por 25 minutos una amplia carretera que bordea al mar Mediterráneo, y está llena de túneles, para luego descrestarse por los lujos que se ven en cada metro a lo largo de los 2,2 kilómetros cuadrados que tiene de extensión.

La población no supera los 40 mil habitantes. Por las vías, que hace menos de dos semanas fueron escenario del Gran Premio de Fórmula 1, circulan autos de lujo, desde Range Rover, Porshe, Mercedes Benz y Audi.

Para un colombiano promedio, resultaría difícil pensar en pagar una cuenta en alguno de los grandes hoteles (399 euros la noche en adelante) o lujosos restaurantes (platos desde 50 euros), y mucho menos comprar algo en las tiendas y boutiques de Ferragamo, Dior o Valentino. Sin embargo, una pizza pequeña en L’Estragon, un local en el barrio antiguo cerca del palacio del Príncipe Alberto II, cuesta 10 euros, mientras que un helado en la zona donde parquean los yates tiene un valor de entre 3 y 5 euros.

Para el turista de paso, hay buses que hacen recorridos gratuitos por la ciudad y, exceptuando a estos visitantes ocasionales, es difícil ver a alguien vestido de yin o tenis. La elegancia es ley.

Jaime Viana Rojas
Editor Portafolio.co
Enviado especial con invitación EY