Empresarios locales, a la cacería de firmas del exterior

Cerca de 30 empresas han sido compradas en los últimos diez años por inversionistas colombianos fuera del país. El objetivo es la globalización.

Nutresa entrará en el transporte de carga terrestre

En el Grupo Nutresa hizosus primeras compras en Estados Unidos a Fehr Foods. Adquirió un par de fábricas de galletas en Texas y Oklahoma. Tras ese negocio montó una planta contigua a la de Texas.

Archivo Portafolioco

Negocios
POR:
Portafolio
agosto 21 de 2016 - 09:19 p.m.
2016-08-21

La adquisición hecha la semana pasada por Cementos Argos, de una empresa en los Estados Unidos es apenas uno de tantos negocios que las compañías colombianas han realizado fuera del país en la última década.

Sectores como industria, comercio, alimentos, banca, seguros, energía, tecnológico y diseño, entre otros, hacen larga lista de compras realizadas con capital nacional en otras latitudes, lo que ha llevado al sector privado nacional a consolidar su plan de globalización. (Lea: En Colombia solo el 0,4% de empresas que podrían exportar lo hacen)

En la expansión por el mercado de América Latina se destaca el sector financiero. Bancos y aseguradoras han protagonizado movidas de alto calibre que hoy las tienen jugando un papel relevante en mercados diferentes al local, principalmente en Centroamérica.

El primer paso lo dio Bancolombia hace 10 años, al adquirir al Banagrícola de El Salvador, por US$900 millones. Posteriormente, vino la compra del banco Agromercantil de Guatemala, del cual tiene una participación de 60%.

Pero el negocio más grande lo hizo en Panamá, al quedarse con la operación del HSBC en ese país, en una transacción que rondó los US$2.100 millones. Hoy, alrededor del 23% de los activos del Grupo está en Centroamérica.

Precisamente, las desinversiones de entidades como el HSBC en la región fueron la punta de lanza para la expansión de otras entidades. Davivienda se quedó con las operaciones en El Salvador, Costa Rica y Honduras tras desembolsar US$801 millones, mientras que el GNB Sudameris pagó US$400 millones por las de Perú y Paraguay.
Las otras grandes movidas bancarias han corrido por cuenta del Grupo Aval
. Primero, fue la compra del BAC Credomatic de Centroamérica, por US$1.920 millones. Luego, vino la adquisición de la operación del BBVA Panamá y del banco Reformador de Guatemala, operaciones estimadas en US$1.000 millones. (Lea: Empresarios de Panamá y Colombia piden solucionar diferencias comerciales)

Pero las movidas financieras no se ciñen solo a la banca. El mayor negocio realizado por una empresa colombiana fue protagonizado por el Grupo Sura, al hacerse al negocio de pensiones que tenía la holandesa ING en América Latina, por US$3.600 millones. Recientemente, su filial de seguros, Suramericana, compró Seguros Banistmo por US$100 millones, y de los activos de RSA en A. Latina, por US$614 millones.

INDUSTRIA DE ALIMENTOS


Las compañías de alimentos han sido activas en la estrategia de crecer fuera del país a través de las adquisiciones.

En el Grupo Nutresa esa es una de sus particularidades. Las primeras compras las hizo en Estados Unidos a Fehr Foods. Adquirió un par de fábricas de galletas en Texas y Oklahoma. Tras ese negocio montó una planta contigua a la de Texas para producir galletas de sal.

Así mismo, Nutresa se quedó con Helados Bon, de República Dominicana, empresa que posee el 80% del mercado. En el 2013 hizo una de sus más importantes compras: en un negocio de 758 millones de dólares se hizo a la chilena Tresmontes Lucchetti, la segunda empresa de alimentos en ese país. Esta adquisición fue la que consolidó su condición de multilatina.

Por su parte, Colombina cerró una negociación que fortalece su presencia en Europa: adquirió los activos de Fiesta S.A., una de las empresas confiteras líderes en España. Además, anunció la compra del 50% de las acciones de Capsa, (Compañía de Alimentos del Pacífico S.A.).

A su turno, en el sector de alimentos, la compañía Team ha sido también activa en materia de adquisiciones. Apenas el año pasado anunció la compra de la productora y comercializadora chilena de productos de panadería congelados BredenMaster. En 2006 concertó la compra de una planta de materias grasas de la multinacional de alimentos Nestlé, en Maipú, Chile donde ya tenía presencia y en el 2007 dio un paso estratégico con la adquisición de Team Foods México. Se quedó con la planta de refinación de aceites de Tron Hermanos, ubicada en Morelia.

A su turno, el plan de compras de Corona incluye el control, en el 2004, de Mansfield LLC, productora y comercializadora de sanitarios en Estados Unidos. En el 2009 Gamma – su unidad de negocios que fabrica y comercializa aisladores para las empresas y distribuidores del sector de energía eléctrica- adquirió LAPP Insulators, el negocio de comercialización de aisladores de distribución para Estados Unidos y Canadá.

Dos años más tarde, cerró una alianza estratégica con Eternit Brasil para desarrollar el negocio de producción y comercialización de sanitarios y lavamanos en Brasil.

Otro negocio internacional importante de Corona fue en el 2014 con la firma acuerdo para adquirir el 100% de la participación accionaria de Sanitarios Lamosa, de México
Por su parte,
el grupo antioqueño Orbis, adquirió en agosto del 2012, a través de Pintuco, la firma de Pinturas Kativo, con operación en Costa Ri°ca y presencia Centroamércia.

Entre tanto, el Grupo Éxito se configuró como multilatina regional de Suramérica gracias al adquirir en Brasil una participación en el Grupo Pão de Açúcar (GPA), y en Argentina la cadena la Libertad.

Las compras internacionales arrancaron en 2011, cuando adquirió las cadenas Disco, Devoto y Géant, en Uruguay.


Empresas Públicas de Medellín (EPM) compró la chilena Aguas de Antofagasta (Adasa) por 965 millones de dólares, convirtiéndose en la mayor operación de adquisición que ha realizado en su historia.La compañía ya tiene presencia en los mercados de México, El Salvador, Guatemala, Panamá y Chile.

EPM, UN NEGOCIO DESTACADO

EPM no se ha quedado atrás compró la chilena Aguas de Antofagasta por 965 millones de dólares. La compañía ya tiene presencia en los mercados de México, El Salvador, Guatemala, Panamá y Chile, y de allí provienen hoy el 33% de sus ingresos.
Las empresas colombianas del sector energético también se han destacado en sus planes de expansión en el exterior.
Celsia, la empresa de generación de energía tiene presencia en Panamá y Costa Rica.

Por su parte, ISA, es una de las pioneras en el crecimiento fuera del país. Hoy tiene negocios en Brasil, Perú, Chile, Bolivia, Ecuador, Argentina y América Central. Focaliza sus actividades en transporte de energía eléctrica, telecomunicaciones y concesiones viales.