Más de 100 estaciones de servicio están en vilo

En Bogotá, la demora en la expedición de permisos de vertimientos ocasionaría el cierre de estos puntos.

Gasolina

Archivo particular

Gasolina

Empresas
POR:
enero 29 de 2015 - 01:35 a.m.
2015-01-29

La lentitud de la administración distrital para resolver las solicitudes de certificados de vertimiento, que requieren las estaciones de servicio del país para operar, tiene a punto de cerrar a 137 de estos establecimientos en Bogotá.

La denuncia fue formulada por la Federación Nacional de Distribuidores de Combustibles y Energéticos, Fendipetróleo seccional Bogotá, que es el gremio que reúne a estas estaciones en el país.

De acuerdo con la entidad gremial, un trámite, que por norma debería demorar solo noventa días, en algunos casos se ha tardado hasta cuatro años.

En Colombia, los distribuidores de combustibles deben solicitar a la autoridad ambiental local (bien sea Corporación Autónoma Regional o Secretaría de Ambiente, según sea el caso) un permiso de vertimientos, con el que se busca garantizar que las fuentes hídricas que pasan por estas estaciones de servicio mantengan una calidad adecuada a las normas, para que no afecte la salud de los vecinos.

En Bogotá, la entidad encargada de entregar este certificado es la Secretaría de Ambiente. De acuerdo con Fendipetróleo, la falta de respuesta a las solicitudes enviadas por 137 estaciones ubicadas en distintas partes del Distrito Capital tiene a estos establecimientos en riesgo de cerrar.

La razón es que, para que a las estaciones llegue el combustible que suministra Ecopetrol para la comercialización, deben estar inscritas en el Sistema de Información de Combustibles Líquidos, Sicom, y solo pueden ser inscritas aquellos establecimientos que han pasado por un proceso de auditoría, que incluye tener al día la documentación y los requisitos técnicos y ambientales de ley, entre ellos, el certificado de vertimientos.

“El problema se ha agravado desde agosto del año pasado y, en parte, ha sido generado por la falta de constancia en la Secretaría de Ambiente. Hemos tenido algunas reuniones y hemos podido solucionar algunos expedientes”, explicó el mayor (r) Henry Ruíz, presidente de Fendipetróleo Bogotá.

De acuerdo con el vocero del gremio, esta situación no solamente se da en Bogotá, sino también en varias partes del país donde simplemente la capacidad institucional no es suficiente para atender el número de requerimientos y, en algunos casos, los funcionarios encargados ni siquiera tienen conocimiento de que son los responsables de este trámite.

El certificado debe renovarse cada tres años. De acuerdo con Fendipetróleo, ya hay nueve estaciones de servicio que fueron bloqueadas en el Sicom, lo cual quiere decir que no pueden recibir ni vender combustibles. Otras 48 están a punto de ser sacadas del sistema por no tener el certificado al día.