Al menos 15 empresas se financiarían con bonos

Las más próximas a emitir serían Davivienda y la Organización Terpel.

Davivienda

Archivo particular

Davivienda

Empresas
POR:
enero 29 de 2015 - 02:50 a.m.
2015-01-29

El mercado de las emisiones de deuda corporativa en Colombia no se ha despertado del todo este año, pero tras bambalinas ya se siente la agitación.

De hecho, hay al menos 15 empresas que ya tienen contemplada esta posibilidad de financiamiento, bien sea porque ya tienen cupos autorizados por parte de la Superintendencia Financiera, o porque ya están en trámites para que les den luz verde.

Todo indica que la que más pronto se va a lanzar al ruedo es Davivienda, pues está previsto que a mediados de febrero emita bonos hasta por 700.000 millones de pesos, con plazos entre 2 y 10 años.

Como se sabe, el banco tiene un cupo pendiente de 1,2 billones de pesos para este tipo de operaciones, con las que obtiene recursos para el desarrollo de sus actividades.

Entre tanto, su colega, el Banco Caja Social, informó este miércoles a la Superfinanciera que, tras la aprobación de un programa de emisión y colocación de bonos por parte de su junta directiva, recién inició los trámites para obtener el aval ante los reguladores.

Por su parte, la Organización Terpel ya tiene aprobada una emisión de 700.000 millones de pesos, dinero que utilizará “para sustitución y aumento de la vida media de la deuda y mejorar su perfil de vencimientos”, dijo la compañía. En cualquier momento se espera este proceso.

Mientras que se generan las condiciones favorables y dependiendo de las necesidades corporativas, otras 12 firmas están en la lista de posibles emisores para los próximos meses, bien sea de bonos o papeles comerciales.

Hay varias entidades que son jugadores permanentes en el mercado de deuda corporativa colombiana, como es el caso de la Titularizadora Colombiana, Corpbanca, Corficolombiana, Bancamía, Banco Popular y Bancoldex.

En compañías que no pertenecen al sector financiero, hay otras que tienen colocaciones en el tintero, como Promigas, Ecopetrol, Empresas Públicad de Medellín, Surtigas, Alpina y Molibdenos y Metales.

Aunque en general los mercados financieros han sido objeto de turbulencias, la realidad es que hay algunos temas que pueden ayudar al mercado de deuda corporativa.

Un informe de Standard and Poor’s dice que aún hay espacio para crecer, impulsado principalmente porque las perspectivas de expansión de la economía local se mantienen por encima de 4 por ciento.

Sin embargo, advierte que “una moneda más débil y el estrés inflacionario mantendrán la presión al alza sobre las tasas de interés”.

Y más allá de las emisiones, en el mercado secundario, es decir, donde se negocian los bonos, desde el punto de vista de los inversionistas lucen atractivos los títulos que están atados a la inflación y con menores plazos, ante la aversión al riesgo.