19 detenidos en protesta por aumento salarial en McDonald's

Los trabajadores reclaman un sueldo de 15 dólares la hora, algo más del doble del salario mínimo actual de 7,25 dólares que se paga en numerosas cadenas de comida rápida.

Diecinueve personas fueron detenidas en la céntrica plaza de Times Square, en Nueva York.

Twitter @FastFoodForward

Diecinueve personas fueron detenidas en la céntrica plaza de Times Square, en Nueva York.

Empresas
POR:
septiembre 04 de 2014 - 05:54 p.m.
2014-09-04

La policía de Nueva York detuvo este jueves a 19 personas durante una protesta en Times Square de trabajadores de restaurantes de comida rápida, en el marco de una jornada nacional de manifestaciones y huelgas para exigir un aumento salarial y la posibilidad de sindicalizarse, indicaron las autoridades.

"Hubo 19 detenciones por desorden público al obstruir el tránsito vehicular", señaló a la AFP una vocera del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD, según sus siglas en inglés), al referirse a la movilización que tuvo lugar en el tradicional barrio de teatros y entretenimientos de Manhattan.

Cientos de manifestantes participaron de la protesta y una veintena de ellos se sentó en la calle frente a un restaurante de la cadena McDonald's en Times Square, una acción de desobediencia civil, según el sitio strikefastfood.org.

Los trabajadores reclaman un sueldo de 15 dólares la hora, algo más del doble del salario mínimo actual de 7,25 USD que se paga en numerosas cadenas de comida rápida. Además, piden que se les permita crear sindicatos y no sufrir represalias por ello.

Este jueves, se convocaron movilizaciones y huelgas en más de 150 ciudades de Estados Unidos, entre ellas Chicago y Detroit (norte), Miami (sudeste), Denver (oeste) y Los Angeles (oeste).

Los organizadores anunciaron que no efectuarían una huelga en el área de Saint Louis (Misouri), tras las violentas protestas registradas en el suburbio de Ferguson por el asesinato el 9 de agosto de Michael Brown, de 18 años, a manos de un oficial de policía blanco.

"Teniendo en cuenta los recientes acontecimientos en Ferguson, Misuri, y el deseo de paz y normalidad en la comunidad, los trabajadores de restaurantes de comida rápida decidieron no llevar a cabo una huelga el jueves en el área de St.Louis", señaló strikefastfood.org en un comunicado.

El movimiento de trabajadores de restaurantes de comida rápida se inició en Nueva York en noviembre de 2012 y se ha extendido también afuera de Estados Unidos, aunque con menor impacto.

Christopher Espinosa, quien en trabaja en un McDonald’s cercano al de Times Square, aseguró que pidió día compensatorio para poder estar en la protesta. Espinosa, de 19 años y estudiante en la Universidad de Berkeley, lleva trabajando en la compañía estadounidense durante un año, en el que ha visto como su salario se incrementaba desde los 7,25 dólares hasta los ocho. “Estoy intentando tener un mejor sueldo para poder pagar la universidad. Estas compañías ganan mucho dinero, creo que se pueden permitir un aumento”, dijo Espinosa.

EL APETITO DE LOS ESTADOUNIDENSES POR LA COMIDA RÁPIDA TOCA SU TECHO

Desde el primer restaurante que abrió en 1955, el fundador, Ray Kroc, en Des Plaines (Illinois), McDonald’s Corp. se convirtió en una cadena de más de 700 locales en los Estados Unidos en el transcurso de 10 años.

Para 1983 había 6.000, y durante las dos décadas siguientes la compañía abrió un promedio de alrededor de 360 locales por año en los Estados Unidos. Las empresas rivales Burger King Worldwide Inc. y Wendy’s Co. también tuvieron su propia historia de impresionante crecimiento.

En los últimos años, sin embargo, las compañías que convirtieron los Big Macs y los Whoppers en símbolos de la cultura popular estadounidense han visto desaparecer la fuerte expansión local de sus menús.

Las ventas en restaurantes que llevan abiertos por lo menos 13 meses declinaron 0,2 por ciento el año pasado en los Estados Unidos en el caso de McDonald’s y 0,9 por ciento en Burger King en los Estados Unidos y Canadá.

Incluso si se comprende los locales de reciente apertura, que experimentan un crecimiento más rápido en los primeros meses, las ventas de las grandes cadenas de ‘fast food’ crecieron sólo 1,1 por ciento el año pasado, en comparación con 4 por ciento en 2012, según Euromonitor International.

El menor crecimiento de las ventas hace que muchos observadores del sector pronostiquen algo que antes resultaba impensable: el límite del crecimiento de los restaurantes de hamburguesas en los Estados Unidos.

“La ‘fast food’ tradicional –McDonald’s, Sonic, Wendy’s, KFC, Taco Bell- ya ha alcanzado el punto de saturación en el país y no le queda mucho margen para crecer”, dice Peter Saleh, analista de la firma de operaciones Telsey Advisory Group.

AFP/BLOOMBERG