27 meses después de creada, Colpensiones irá a ‘cirugía’

El ajuste implica la revisión de todos los procesos para otorgar las pensiones, pero no crear ni eliminar áreas, según el presidente de la entidad, Mauricio Olivera. Expertos elaboran plan de acción.

27 meses después de creada, Colpensiones irá a ‘cirugía’

Archivo Portafolio

27 meses después de creada, Colpensiones irá a ‘cirugía’

Empresas
POR:
enero 06 de 2015 - 01:52 a.m.
2015-01-06

Colpensiones, la entidad del Estado encargada de administrar el régimen de prima media de pensiones está la espera de que la Corte Constitucional le dé seis meses más para ponerse al día con las reclamaciones que heredó del Instituto de Seguros Sociales (ISS) y con las que le han llegado desde el primero de octubre del 2012, cundo abrió al público. Este sería el tercer aplazamiento para responderle al alto tribunal.

El presidente de la entidad, Mauricio Olivera, anunció también que, a dos años y tres meses de haber empezado a funcionar, prepara una reestructuración de los procesos internos, la cual deberá comenzar a aplicarse desde mayo de este año.

¿Por qué el nuevo plazo?

Nuestra primera tarea, con el apoyo de la Corte, es poner al día el régimen de prima media, lo que quiere decir que todas las solicitudes prestaciones que haga un ciudadano se respondan dentro de los términos de ley. Entre la represa del ISS, que eran 347.000 solicitudes de pensiones más la suma de lo que nos ha llegado como Colpensiones son 1.100.000 solicitudes y lo que se pudo tramitar ya se tramitó. La Corte ya dio el visto bueno a ese avance, en el auto 259 de septiembre del 2014. De lo nuestro, hemos avanzado en el 98 por ciento. Pero la Corte también le hace seguimiento a las sentencias judiciales en las que el ISS quedó condenado: el ISS le dijo a Colpensiones que se preparara para recibir 11.000 sentencias, y las recibimos y pagamos, pero aparecieron otras 50.000 que no tenían inventariadas. Frente a estas tenemos que hacer un estudio de seguridad, ir donde los jueces a desarchivarlas para saber que son verídicas.

¿Cómo los ha afectado el paro judicial?

De las 98.000 sentencias en total, hemos podido desarchivar 65.000, pero en el resto todavía tenemos que hacer el estudio de seguridad y ha sido imposible desarchivar los procesos por el paro.

Fuera de eso, cerca de 6.000 conciliaciones que pensábamos tener listas para final de año no se pudieron llevar a cabo por el paro y la vacancia judicial. Lo otro es que muchos juzgados siguen produciendo notificaciones de tutelas pero Colpensiones no tiene a dónde llevar las notificaciones donde demuestra su cumplimiento.

¿Cuándo se desatrasará Colpensiones al 100 %?

En solicitudes de reconocimiento de pensiones terminamos el 2014 con el 98%. Pero cada día que pasa (con la vacancia judicial) se nos vence lo del mes anterior. Entonces, le estamos pidiendo a la Corte un nuevo plazo hasta junio. Espero que en febrero o marzo estemos al día en tutelas, aunque no quiere decir que no se presenten más, sino que Colpensiones va a estar en la capacidad de resolverlas a tiempo. En sentencias también estamos con la meta de junio, porque al mes nos aparecen 5.000 sentencias nuevas.

¿Qué necesitan para estar sólidos?

Lo primero es que la información de las historias laborales sea verídica y esté bien custodiada, pero esa información la tiene cada ciudadano y Colpensiones lo que hace es acompañarlo en construir su historia.

Al principio hubo líos con el ‘software’, ¿aún los tienen?

El problema no es tanto el software. En 1994, el ISS pasó las bases de datos de un sistema a otro y ahí quedaron 21 millones de datos que no se sabe de qué personas son, y a nosotros nos entregaron eso. Son 21 millones de inconsistencias y el gran reto es acercarse al ciudadano para reconstruir su historia.

¿Qué más requieren?

En junio pasado la Corte le preguntó a Colpensiones qué necesitaba para que en 5 o 10 años no volviéramos a la misma situación y la respuesta fue que reorganizar la entidad, después de muchas lecciones aprendidas.

¿A tan poco tiempo de creada?

Lo que pasa es que la entidad fue pensada en un escenario incierto.

¿Qué hay que ajustar?

Por un lado, es necesario revisar todos los procesos para las decisiones, porque, esquemáticamente hablando, usted trae su solicitud de pensiones, se radica en una oficina, se digitaliza, luego va al área de reconocimientos, se decide, se notifica y si tiene derecho a la pensión se paga. Pero si hay inconsistencias, internamente hay una serie inmensa de subtrámites para revisar las solicitudes y volver a historia laboral y luego a reconocimiento. Pero resulta que allá necesitan otra base de datos.

¿Hay que crear o eliminar áreas?

No. En su mejor año, el ISS tramitó 251.000 solicitudes y si se compara esto con lo que nosotros llevamos se ve la eficiencia. La estructura no cambia, se trata es de ajustar. Digamos que es la revisión de todos los procesos de la entidad.

¿Se necesita más gente?

Estamos haciendo los estudios para saber cuánta gente más necesitamos, aparte de las 2.000 personas que hoy somos.

¿Y más tecnología?

La tecnología actual es robusta, lo que pasa es que, como dicen los ingenieros, basura entra y basura sale. Lo importante es la información adecuada y clara.

¿Ya tienen un plan de acción?

Lo estamos armando. Existe un primer diagnóstico, el diseño del plan de acción estará hacia mayo y serán dos a tres meses para la implementación.

LOS RETOS DE LA EMPRESA PARA EL AÑO 2015

Según Mauricio Olivera, un reto de este año es lanzar los beneficios económicos periódicos (BEP), que son una alternativa de ahorro para la vejez y cobijarían a más de un millón de personas de los niveles 1, 2 y 3 del Sisben: sobre lo que estas ahorran, el Gobierno pone otro 20%. Además, la entidad lanzará el programa de cuidados al adulto mayor.

Por otra parte, la entidad buscará revisar la relación con los empleadores para que estos afilien a sus trabajadores en Colpensiones y empezará a pagar pensión familiar, en la cual se suman las semanas de la pareja conformada por personas que no alcancen individualmente el tope de cotización. Lo otro es la cotización por semanas.

Néstor Alonso López
Redacción Economía y Negocios