Van 28 ataques contra Caño Limón-Coveñas este año

En la noche del miércoles se produjo un nuevo atentado contra la infraestructura petrolera en Tibú, Norte de Santander. En lo corrido del año ya van 28 ataques.

El bombeo de petróleo en el ducto fue suspendido para hacer las reparaciones.

Archivo Portafolio.

El bombeo de petróleo en el ducto fue suspendido para hacer las reparaciones.

Empresas
POR:
julio 17 de 2014 - 04:56 p.m.
2014-07-17

En esta ocasión, el golpe se dio en la zona conocida como Campo Seis, en Tibú, Norte de Santander. En el ducto, que tiene capacidad para transportar 220.000 barriles diarios de crudo, tuvo que detenerse el bombeo mientras que las autoridades aseguraban el área para permitir el ingreso del personal técnico de Ecopetrol, para reparar el daño.

Además del impacto ambiental que genera el derrame de crudo en la zona, que amenaza a varias quebradas del sector, se estima que por cada día que está detenido el ducto, son 8 millones de dólares los que deja de recibir la industria.

En lo que va del año, este oleoducto ha tenido que suspender operaciones por más de 70 días por cuenta de atentados con explosivos, agravados con conflictos en las comunidades.

Pero no es la única infraestructura de transporte petrolero que ha sufrido este tipo de afectaciones.

El oleoducto Bicentenario, que transporta hidrocarburos desde la estación Araguaney hasta Banadía, en los Llanos Orientales, también fue impactado el pasado viernes por un artefacto explosivo, en la vereda Palo de Agua del municipio de Fortul.

Este atentado obligó al cierre de este ducto, que en lo que va del año ha sido impactado al menos en cuatro ocasiones.

Por otra parte, el oleoducto Trasandino, que mueve hacia el Pacífico el crudo producido en los campos del Putumayo, ha sido atacado en lo que va del 2014 seis veces.

De acuerdo con las cifras del Ministerio de Minas y Energía, en el primer semestre del año se registraron en el país 39 ataques a la industria de transporte de hidrocarburos.

Ante esta situación, el ministro de Minas y Energía, Amylkar Acosta, anunció que este viernes se reunirá con sus homólogos de los ministerios de Hacienda, Mauricio Cárdenas; Ambiente, Luz Helena Sarmiento; Defensa, Juan Carlos Pinzón, y del Interior, Aurelio Iragorri, para diseñar una nueva estrategia que frene esta escalada de atentados en contra del sector (Lea aquí 'Será difícil cumplir la meta de producción petrolera': Minminas).

‘LA RESPONSABILIDAD NO ES DE LA INDUSTRIA’: GREMIOS

En un comunicado conjunto enviado ayer por cuatro asociaciones de profesionales del sector petrolero (de geólogos, geofísicos, petrofísicos e ingenieros), los gremios se pronunciaron en contra de los atentados realizados por las guerrillas de la Farc y el Eln a la infraestructura petrolera.

En particular, lamentaron el daño ambiental ocasionado por el acto realizado en Putumayo, en el que miembros de las Farc obligaron a los conductores de 23 carrotanques a derramar 5.100 barriles de crudo, lo que ha generado un fuerte impacto en el suelo y las fuentes hídricas de la zona.

“El Gobierno traslada, inexplicablemente, la solución de la problemática a la empresa de petróleos operadora en el área como si la culpabilidad no recayera en la guerrilla sino en la industria. Reclamamos una posición digna del Gobierno Nacional en sus negociaciones de paz exigiendo que se detenga de inmediato el terrorismo de las Farc contra la población civil y el medio ambiente”, dice el comunicado.