Las 500 firmas más grandes de A.Latina venden menos

La revista 'América Economía' realizó un ránking que evidencia la caída de los ingresos por segundo año consecutivo. La rentabilidad se redujo 41 por ciento.

Como era de esperarse las más castigadas son las del sector de hicrocarburos.

Archivo / Portafolio

Como era de esperarse las más castigadas son las del sector de hicrocarburos.

Empresas
POR:
julio 28 de 2015 - 05:02 p.m.
2015-07-28

Las ventas combinadas de las 500 mayores empresas latinoamericanas llegaron en 2014 a US$ 2,5 billones, una baja de 5,4 % respecto de sus ventas en 2013, de acuerdo con el recién publicado ránking AE 500 de América Economía.

Esto implica que son dos los años consecutivos en los cuales las ventas de las principales empresa latinoamericanas van a la baja, lo que no sucedió en los años difíciles de 2008-2009, pues el rebote de aquella crisis fue inmediato.

El ránking AE 500 es realizado todos los años por AméricaEconomía Intelligence y publicado por América Economía en sus versiones impresa y online, y mide a las 500 empresas más grandes de América Latina según su volumen de venta anual en dólares.

El ránking pesquisa además otros resultados financieros relevantes, como las utilidades netas anuales. Este indicador se muestra más preocupante que la baja en las ventas. Respecto de 2013, las utilidades sumadas de las empresas AE 500 bajaron en 41% durante 2014. Una caída abrupta si se considera que en 2013 la baja solo fue de 3,9% respecto del año anterior.

En términos de volumen, estos datos indican que las 500 empresas más grandes de América Latina dejaron de vender US$ 141.000 millones y de ganar US$ 47.000 millones, comparando los resultados de 2014 y 2013.

“Si habían dudas, los resultados de este año las despejan: Las economías latinoamericanas están entrando a otra etapa, menos próspera que la reciente. Se acabó el superciclo”, dice Andrés Almeida, director de AméricaEconomía Intelligence.

Buena parte de las caídas, sin embargo, se explican por la depreciación de las monedas latinoamericanas respecto del dólar y al hecho de que el ranking convierte todos los resultados a dólares.

En otras palabras, si se llevan los resultados a monedas locales, estos tienden a suavizarse, lo que es un alivio, en especial para las empresas que atienden mercados locales.

En el caso de las empresas brasileñas, el descenso de sus ventas es menos abrupto (-3%) que el total de las AE 500 (-5,4%), pero la caída de utilidades es peor (-50% en comparación con -41% del conjunto de empresas del ranking). Esto, en un contexto en el que la conversión del real se depreció en 12,1% respecto del dólar.

Las mexicanas, por su parte, tienen una caída superior al total de las 500, con -6,3%. Y en cuanto a las utilidades, su caída es extremadamente pronunciada (-100%), aunque buena parte de ella se explique solamente por la caída en las utilidades de Pemex (2°), que profundiza su declive, pasando de US$ 13.000 millones de pérdidas a US$ 17.900 millones. También son abruptas las pérdidas de la Comisión Federal de Electricidad (15°), que tiene una merma en utilidades entre 2013 y 2014 de US$ 6.900 millones, y de América Móvil (4°), que es de US$ 2.600 millones.

En cuanto a las utilidades, el sector más castigado es el del Petróleo/Gas. De hecho, sus US$ 555 millones de pérdidas, explican buena parte de la baja generalizada del ranking: Sin el sector en el análisis, las caídas de utilidades habrían sido “solo” de -21%.

“Es posible que los resultados del Sector Petróleo reflejen señales de declive de la economía de los commodities, pero muestran todavía más los serios problemas que tienen las tres petroleras gigantes de la región: Petrobras, Pemex y PDVSA. Sin ellas en el análisis, la variación de utilidades del sector habría sido de -82% y no -100%”, explica Almeida.