El 58 % de la ropa importada viene de China

Según el portal www.losdatos.com, en el 2012 Colombia compró 684 millones de dólares en confecciones del exterior.

En el 2012, Colombia importó 684 millones de dólares en confecciones.

Foto: Archivo CEET

En el 2012, Colombia importó 684 millones de dólares en confecciones.

Empresas
POR:
abril 02 de 2013 - 03:16 p.m.
2013-04-02

El portal señala, además, que un 58 por ciento de esas importaciones llegaron de China.

En cuanto al calzado se importaron 549 millones de dólares, con un crecimiento de 11,8 por ciento respecto a 2011, cuando las adquisiciones sumaron 491 millones de dólares.

El escalafón de calzado de www.losdatos.com indica que 25 reconocidas cadenas y compañías nacionales realizan el 58 por ciento de las compras, mientras quel el 42 por ciento restante, que equivale a 230 millones de dólares, lo hacen 896 firmas.

En marzo pasado, el Gobierno colombiano tomó la decisión de aplicar un arancel de cinco dólares por kilo a las importaciones tanto de como ropa como calzado y ropa de hogar, a los países con los que no tiene acuerdos comerciales.

La medida causó el beneplácito de productores locales y disgusto de gremios como la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), que avizoran un aumento del contrabando por efectos de la medida, pues encarece los productos.

El argumento central que esgrime el Gobierno es el presunto lavado de dinero, aunque el contrabando también estaría impulsando la venta de unidades a precios irrisorios y por debajo del costo en los países de origen.

El presidente de Fenalco, Guillermo Botero, afirma que el arancel específico de cinco dólares por kilo que se impuso a las confecciones y el calzado afecta líneas como tejidos de punto, como las que venden las cadenas de almacenes, de las cuales Colombia no es autosuficiente, pues consume 15 millones de unidades y solo produce 1,5 millones, por lo que 13,5 millones pagan ahora un arancel mayor.

“Nos hemos reunidos varias veces con el ministro de Hacienda, el de Comercio, con los viceministros. En resumen decimos que fue un decreto absolutamente injusto, que golpea durísimo a los comerciantes y a las cabezas de hogar de manera impactante”, agregó Botero.

Según Botero, se abrieron unas mesas de trabajo, en las que no se avanzó, y en las que no hubo interés por parte de los otros actores, que están dichosos con la medida; y ellos a la postre van a ver que no van a ganar nada porque aumentará el contrabando y la informalidad, pues ninguno de los formales vende contrabando”, añadió recientemente.