Más de 75 muertes al año por mal uso de redes eléctricas

Las imprudencias en el manejo de redes y aparatos han cobrado, en lo que va de 2015, 31 vidas.

Trece millones de usuarios de energía eléctrica hay en Colombia.

Archivo particular

Trece millones de usuarios de energía eléctrica hay en Colombia.

Empresas
POR:
septiembre 03 de 2015 - 01:35 a.m.
2015-09-03

La mala manipulación de las redes y los aparatos eléctricos ha demostrado ser un arma mortal para muchos colombianos. Entre 2013 y primer semestre de 2015 el manejo incorrecto de estos sistemas ha sido la causa de 769 accidentes, 208 de ellos mortales.

Aunque las cifras se han reducido en los últimos años, solo entre enero y junio del 2015 se registraron 109 accidentes, de los cuales 31 dejaron como consecuencia personas fallecidas.

“Una sola vida, un solo lesionado representa hoy por hoy un costo demasiado alto para una sociedad moderna y para un sector como el nuestro, cuya razón de ser es proveer bienestar y mejorar la calidad de vida de las personas”, explicó el presidente de la Asociación Colombiana de Distribuidores de Energía, Asocodis, José Camilo Manzur.

De acuerdo con el ministro de Minas y Energía, Tomás González, lo más lamentable es que muchas de estas muertes se podrían evitar si las personas reflexionaran un poco antes de realizar actividades riesgosas, relacionadas con la manipulación de redes eléctricas.

Por ejemplo, entre las prácticas que más accidentes eléctricos causan en el país están el contacto de redes en mal estado, la manipulación de conexiones por personas inexpertas, tender ropa en cables y bajar objetos, como cometas, de tendido eléctrico.

Ante esta problemática, Asocodis hizo ayer el lanzamiento de una campaña que se llama ‘De tocar un cable de luz nadie se salva, mantente alejado’, que se compone de piezas de publicidad para radio, medios impresos y video y tienen como objetivo generar conciencia sobre este fenómeno.

Según datos oficiales, las personas más vulnerables a este tipo de accidentes son los usuarios de bajos ingresos, los niños, los sectores rurales y los constructores informales.