$5.800 millones en multas, por engaños en publicidad

Las indagaciones sobre ofrecimientos con boletas del Mundial de fútbol ponen de presente la magnitud de la práctica de dar información inexacta.

$5.800 millones en multas, por engaños en publicidad

Archivo Portafolio.co

$5.800 millones en multas, por engaños en publicidad

POR:
enero 18 de 2014 - 01:55 a.m.
2014-01-18

El año pasado, la Superintendencia de Industria y Comercio impuso multas por 5.800 millones de pesos a empresas por ofrecer gato por liebre.

La infracción en la que incurren es la de publicidad engañosa. En los últimos días, dos casos han sonado al respecto. Uno es de Alpina y otro, de Maxiboletos S.A.S.

Según el superintendente, Pablo Felipe Robledo, en el 2013 ese organismo expidió 130 sanciones que tienen como origen actuaciones administrativas o procesos jurídicos por denuncias de consumidores.

“Los casos se han mantenido iguales frente al 2012, pero en el mediano plazo, cuando las autoridades con carácter y con contundencia toman las decisiones se cumple otro propósito de la sanción, que es persuadir a quienes están violando la ley, o a quienes podrían violarla, de que no la violen”, explicó.

Promociones en donde se anuncia la venta por modalidades de ‘pague uno y lleve 2’ o similares, cuando en realidad el consumidor está pagando 1,5 y lleva dos, frente al precio regular del producto, es una de las situaciones que se presentan.

También se incumple al no anunciar el precio de los productos de manera visible al consumidor o cuando el precio del producto no coincide con el de la caja registradora. Un 40 por ciento de las multas, por sectores, es para los supermercados y las grandes superficies.

TAMAÑO DE LAS SANCIONES

El monto de 5.800 millones de pesos en sanciones por publicidad engañosa es una parte de los 86.000 millones de pesos de multas fijadas el año pasado por violar normas contra el consumidor.

Además de divulgar información engañosa, existen otros fenómenos que atentan contra el consumidor y se llevan la mayor tajada de las multas.

Más de 25.000 millones de pesos son en el sector de telecomunicaciones. Otro rubro de multas, por cerca de 23.000 millones, son las que se le han fijado a comercializadores de medicamentos al por mayor porque violan los topes de precios establecidos por el Gobierno.

También está el incumplimiento de los reglamentos técnicos, para ciertos productos como las luces de Navidad y el etiquetado de calzado, por ejemplo, por unos 15.000 millones de pesos.

Además, existen sanciones porque las empresas no disponen de sistemas de Preguntas Quejas y Reclamos (PQR), o porque no hacen efectivas las garantías de los bienes defectuosos.

Por defensa del consumidor, el organismo expidió en el 2013 el 40 por ciento de las multas que impuso. En total, sumaron 217.000 millones de pesos, más que en el 2012, cuando fueron 85.000 millones. Además de defensa del consumidor, abarca infracciones por libre competencia, hábeas data y cámaras de Comercio.

DENUNCIAR, LO MÁS EFECTIVO

Además de la disuasión por la vía sancionatoria, el Superintendente dice que para que se den menos casos de publicidad engañosa es clave la denuncia de la ciudadanía.

“Es importante que nos ayuden a controlar y que sean una especie de veedores, para denunciar a los empresarios que utilizan o recurren a publicidad engañosa”, recalca el superintendente Robledo.

Según sus estadísticas, el 80 por ciento de las investigaciones que, en general, llegan a ese organismo de vigilancia provienen de quejas de afectados.

Cuando un ciudadano advierte una irregularidad puede comunicarse por la página de internet de la entidad, y la ‘Súper’ investigará, si es del caso, en beneficio de toda la comunidad.

Para el funcionario, los empresarios deben poner de su parte y asumir con responsabilidad la tarea de anunciar y promover sus productos.

Deben ser cuidadosos en aplicar estrategias de mercadeo y de atracción de clientes, y apartarse de la publicidad engañosa.

“De no hacerlo así, la Superintendencia, como lo viene demostrando, será implacable a la hora de defender a los consumidores colombianos”, advierte Pablo Felipe Robledo.

Las empresas que incumplan con estas disposiciones pueden ser multadas hasta con 1.232 millones de pesos.

COMERCIO, EL QUE MÁS FALLA EN INFORMAR

El 40 por ciento de las sanciones por publicidad engañosa son para el comercio. El segundo (17 por ciento), para alimentos.

Hace unos días se anunció para Alpina una multa de 884,2 millones de pesos porque en una publicidad dijo que su producto Regeneris era un yogur, cuando era un alimento lácteo fermentado. La empresa dijo al respecto que “cuenta con suficiente evidencia probatoria que le permitirá acreditar que le asiste la razón y que por lo tanto no habría lugar a la imposición de la referida medida”. Al citar otros ejemplos, la Superindustria mencionó a Arcos Dorados (McDonald’s), sancionada con 110,2 millones de pesos.

A su juicio, de manera engañosa informó sobre las condiciones y restricciones de la promoción que aplicaba (obsequio de vaso y pulsera de los Juegos Olímpicos Londres 2012) por la compra de un McCombo y un McFlurry. Consultada McDonald’s, dijo que presentó un recurso de apelación, del que espera respuesta. Se considera “comprometida con entregar información clara a los consumidores en todos los mercados en los que está presente”.

Constanza Gómez G.

Redacción de Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido