Acción del GEB, sintonizada con su cotización de oferta

Analistas dicen que el Distrito fue riguroso para definir el precio de la acción. Aseguran que la subasta traza su valor de forma transparente.

BVC

Hoy se cierra la operación bursátil con la que se democratizó el GEB con el 20% de la participación accionaria.

Archivo portafolio.co

POR:
Portafolio
julio 17 de 2018 - 09:40 p.m.
2018-07-17

Hoy, cuando se cierra el plazo para aquellas persona que quieran comprarle al Distrito Capital la acciones del Grupo Energía Bogotá (GEB), analistas y expertos del sector bursátil no dudan en calificar la operación como un negocio rentable para ambas partes.

La democratización del 20% del GEB, considerada en el mercado como igual o más importante que la de Ecopetrol -que fue hace 10 años-, le dejará a las arcas de la capital del país cerca de $3,7 billones en recursos para modernizar su infraestructura.

(Lea: Inicia la segunda fase de venta de acciones del GEB

En la transacción, lo que más ha llamado la atención de los analistas es el precio mínimo que se trazó por título ($2.018), ya que de presentarse un apetito alto por la acción, el mercado estaría dispuesto a aceptar su valor si sube.

“Sin perjuicio del precio mínimo que se fije en el aviso de oferta, es importante señalar que el precio de adjudicación resultará de la curva de demanda que se forme al recibir las posturas de los agentes del mercado mediante un esquema de subasta”, señaló un analista del mercado bursátil consultado por Portafolio.

(Lea: Últimos retoques a segunda ola de democratización del GEB

El experto agregó que precisamente el valor de adjudicación resultante del mecanismo de subasta reflejará el máximo precio que el mercado (tanto local como internacional) estará dispuesto a pagar por cada acción para un volumen determinado.

“El mercado es el que habla y el que termina definiendo el precio de la acción del GEB, ya que la mejor cotización es la que refleja el mercado”, reiteró.

(Lea: Actualizan la cotización por cada título del Grupo Energía de Bogotá

Para las comisionistas de bolsa, el precio de los papeles del GEB es atractivo en la oferta para el público, ya que no solo es reconocido su valor, sino que además está en línea con lo que históricamente ha transado el título y está respaldado por unos ejercicios de valoración con metodologías rigurosas de firmas comisionistas.

Varias de las compañías bursátiles consultadas coincidieron en señalar que es un error indicar que el precio mínimo de referencia establecido ($2.018) es inferior al que estima el mercado.

Y por el contrario, aseveran que, en términos relativos, la cotización de los títulos del GEB está refrendada por la oferta y la demanda, las cuales terminan por demarcar su valor.

“Si llega a mucha demanda y a precios superiores, querrá decir que el mercado estaba dispuesto a pagar más por un título, que a comprar más paquete. El mecanismo de la subasta garantiza que la operación de venta sea a un precio razonable y en un proceso transparente”, insistió una de las fuentes consultadas.

PROCESO PARA TRAZAR EL PRECIO DE REFERENCIA

El pasado 20 de diciembre, el Consejo de Gobierno del Distrito Capital fijó el precio mínimo de 2.018 pesos por acción, apoyado por un ejercicio de valoración presentado por el consorcio Bank of America, BTG Pactual e Inverlink.

El estudio de estimación matemático además fue validado por un tercero independiente, en este caso Corredores Asociados.

El ejercicio de valoración realizado por el consorcio incluyó múltiples procesos y herramientas utilizadas para proyectar operaciones bursátiles, como: flujo de dividendos descontados, flujos de caja descontados, múltiplos de compañías comparables, múltiplos de transacciones comparables y la referencia de comportamiento cronológico de la acción.

“Se hizo un trabajo profundo y amplio para entender el valor del título del GEB. Más cuando hay que entender el desarrollo de la operación de cada una de las compañías que hacen parte del grupo. Incluso de sus empresas en los países vecinos”, resaltó una de las firmas comisionistas.

También vale la pena traer a colación, que el pasado 22 de marzo la Asamblea General de Accionistas aprobó un dividendo de 115 pesos por acción, pago que se programó en dos cuotas iguales efectivas en las fechas de 28 de junio y 5 de octubre del 2018.
Además, con base en la valoración, se fijó el precio del título para la ronda de solidarios, que se realizó en el primer trimestre.

COYUNTURA PARA LA OPERACIÓN

Desde entonces el Distrito recibió un monto de 104.488’707.843 pesos (equivalente a $57,5/acción por el 20% de los títulos), dineros que ya están en sus arcas y que no habría recibido si las acciones se hubieran enajenado antes del pago de dicho dividendo.

“A esto podemos sumar que en lo corrido del año Latinoamérica, y más los mercados emergentes, han estado marcados de grandes desafíos, dadas las elecciones presidenciales en varios países de la región y la política proteccionista de los EE. UU.”, indicó una de las fuentes consultadas.

Añadió que los menores niveles de precio en las acciones comparables pueden generar una percepción de encarecimiento relativo del título del GEB en relación con activos de similar naturaleza.

Explicó que al analizar los indicadores MSCI LatAm y el MSCI de compañías de utilities, se observa en general una disminución frente a los niveles observados en diciembre del 2017 (el MSCI LatAm disminuyó 11,2% y el MSCI LatAm Utilidades, 6,6%).

“Una muestra de compañías comparables al GEB experimentó una caída promedio en cerca de -9%”, precisó un analista.

EJERCICIO DE VALORACIÓN


La comisionista Casa de Bolsa señaló que la democratización del 16% de acciones del GEB podría generar mayor liquidez a la especie, aunque esto depende de cuáles participantes del mercado queden con este porcentaje.

“En medio de lo anterior, la acción tendría un mayor protagonismo tanto en el mercado accionario local como internacional, a través de su posible inclusión en índices extranjeros”, precisó.

El precio objetivo de la comisionista es de $2.385 por acción y tiene una recomendación de sobreponderar.


Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido