Acción de Isagén sube tras anuncio del Gobierno

El precio que propuso el Gobierno de $2.850 por la acción, hizo que el título repuntara en el mercado.

El Gobierno nacional posee el 57,66 por ciento de la compañía.

Archivo Portafolio.co

El Gobierno nacional posee el 57,66 por ciento de la compañía.

POR:
julio 29 de 2013 - 10:07 p.m.
2013-07-29

Un día después de que el Gobierno anunciara que el Consejo de Ministros aprobó la venta de su participación en Isagén, el título de la compañía en la Bolsa de Valores se disparó.
La explicación es que el precio de referencia que dio el Gobierno para vender la acción fue 2.850 pesos, 130 pesos más alto del registrado en la jornada del lunes.
Por esta razón, la acción arrancó el día al alza, pues los inversionistas buscan llegar a ese precio de referencia.
A las 8 y 50 de la mañana del martes, 20 minutos después de haber arrancado las negociaciones, la acción que terminó el lunes en 2.720 ya había subido 100 pesos, un 4,04 por ciento.

Hacia la media jornada, la acción de Isagén se negociaba en 2.780 pesos, un leve descenso comparado con el impulso del comienzo de la sesión del martes.
Katherine Ortiz, analista senior de renta variable de la comisionista Corredores Asociados, indica que los inversionistas están tratando de llegar a ese precio de referencia y eso en parte es lo que explica que la acción, que estaba 4,47 por ciento por debajo del precio que dio el Gobierno.
Otro de los aspectos que motivaron la subida en el precio de la acción fueron los buenos resultados que ayer presentó Isagen.
La empresa informó anoche que los ingresos operacionales para segundo trimestre de 2013 registraron un aumento del 24 por ciento con respecto al mismo trimestre del a año anterior.

EL NEGOCIO

El Gobierno anunció que el Consejo de Ministros aprobó la decisión de privatizar el 57,66 por ciento que tiene como participación en Isagén, la mayor compañía generadora y comercializadora de electricidad de Colombia.

Según el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, la enajenación se hará a partir de la venta, en subasta, de 1.571.919 acciones, a un precio mínimo de 2.850 pesos cada una, lo que permitirá un recaudo aproximado de 4,5 billones de pesos, el 50 por ciento más de lo que se hubiera obtenido cuando el negocio se planteó por primera vez, en el 2010, cuando se pretendía venderla en 3 billones de pesos.

Según el Ministerio de Hacienda, Isagén se vende por dos motivos.

El primero es que, no obstante ser una empresa sólida y eficiente, requerirá capital para continuar con su labor de expansión. Y segundo, porque el Gobierno Nacional prefiere utilizar los recursos obtenidos por la venta de este activo –los cuales empezarán a ser gastados en agosto del 2014– para invertirlos en las necesidades de infraestructura que tiene el país.

En el primer semestre del año en curso, la compañía tuvo una utilidad de 220,7 mil millones de pesos, 5,6 por ciento menos que un año atrás.

Para algunos observadores, esta puede ser “la venta de una de las gallinitas de los huevos de oro del país”, como indica el economista Eduardo Sarmiento.

Según el director del Centro de Estudios Económicos de la Escuela de Ingeniería, “Isagén es una empresa altamente productiva. Va a ocurrir lo mismo que en todas las privatizaciones que ha hecho el Estado. La van a regalar”.

Sarmiento agrega que esta decisión es prueba de que el país no está tan bien económicamente como se dice. “La reforma tributaria resultó mal. Les bajaron excesivamente el impuesto de renta a las empresas y ahora no hay de dónde sacar recursos”.

Al respecto, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, responde que solo se trata de cubrir “el programa de concesiones de carreteras, que va a requerir aproximadamente 50 billones de pesos. Se van a necesitar muchos recursos.

La venta generará un menor servicio de deuda, generará ahorros en intereses de deuda por más de 300.000 millones de pesos cada año, por los próximos 10 años”.

El Ministerio de Hacienda señala que las necesidades del país en materia de infraestructura de transporte son apremiantes, y que la venta de Isagén ayudará a financiar las inversiones contempladas en el programa de concesiones viales de cuarta generación.

De acuerdo con el Consejo de Ministros, el producto de la enajenación no será usado antes del 7 de agosto del 2014, cuando comience el nuevo periodo de gobierno.

Mientras tanto, confirmó el ministro Cárdenas, “los recursos provenientes de la venta irán a fondos específicos para asegurar su inversión en infraestructura, en competitividad”.

Siga bajando para encontrar más contenido