Aceptación de medios de pago, el reto financiero

Según Visa, esa es una de las tareas clave para reducir el uso del efectivo en la economía. Este jueves inicia el Congreso de Inclusión Financiera.

Empresas
POR:
marzo 05 de 2015 - 04:55 a.m.
2015-03-05

Colombia ha ganado una posición relevante por los esfuerzos que desde distintos frentes se están haciendo para aumentar la inclusión financiera.

Y si bien se ha ganado terreno en acceso, hay que profundizar el uso de los servicios financieros y para ello, uno de los temas prioritarios es lograr la aceptación de los sistemas de pago en más
establecimientos.

Así lo señala Jorge Ortega, director de Inclusión Financiera en la red mundial de pagos Visa.

El directivo participará en el Congreso de Inclusión Financiera y Medios de Pago, organizado por la Asociación Bancaria, y que empieza este jueves en Cartagena.

Uno de los puntos que será objeto de debate en el evento serán las estrategias para la reducción del uso del efectivo en las economías.

Cálculos de Visa señalan que, en promedio, el 70 por ciento del consumo privado usa como medio de pago el efectivo, y la idea es trabajar para que esta proporción sea aún menor.

“Aún no existe ninguna sociedad operando sin efectivo y por eso, la tarea es larga para transitar ese camino, e incluye los desarrollos tecnológicos, la educación financiera, las condiciones del entorno económico y la madurez de productos financieros que permitan hacer la migración”, explica el directivo.

Añade que la inclusión financiera ayuda a la formalización y por eso es clave trabajar para llegar a cada vez más personas desatendidas.

Justamente, considera que los tres ejes que componen la inclusión financiera son el acceso, el uso y la calidad de los productos.

En cuanto al primer asunto, destaca que en Colombia se han hecho grandes avances para facilitar la tenencia de los productos, protección al consumidor y precios transparentes, entre otros.

Sin embargo, en materia de uso –que no son necesariamente compras, sino que incluye una gama amplia de servicios–, Ortega considera que el país ha sembrado algunas bases, pero el tema a resolver es la aceptación de pagos. “Los distintos jugadores deben mejorar en ese frente para poder reducir la economía informal”, explica y añade que “si se establecen las tecnologías de aceptación y los ecosistemas de servicios, podemos alimentar el camino hacia la inclusión financiera”.

Y en calidad de productos financieros, lo fundamental es que estos se adapten a los clientes y sus necesidades.