Acesco: una empresa bien construida

Durante 45 años de operación, la compañía ha mantenido la misión original de desarrollar soluciones integrales en acero para fortalecer la competitividad de la industria, el comercio y la construcción, generando seguridad y confianza.

Acesco: una empresa bien construida

Archivo particular

Acesco: una empresa bien construida

Empresas
POR:
noviembre 09 de 2015 - 12:50 a.m.
2015-11-09

Acerías de Colombia fue fundada en 1.970 en la ciudad de Bogotá y es reconocida en el mercado con su marca Acesco.

Una década después del nacimiento de Acesco, las directivas tomaron la decisión más trascendental de la historia de la empresa, que consistió en trasladar su planta de producción al Área Metropolitana de Barranquilla, exactamente al Municipio de Malambo en el Departamento del Atlántico y cerrar sus operaciones productivas en Bogotá. Eso les permitió reducir costos por concepto de fletes, debido a que el 100 % de las materias primas que usan son importadas.

Posteriormente, en 1994, la compañía decidió llevarse también sus oficinas administrativas al mismo lugar donde estaba la planta, constituyéndose en el mejor ejemplo de Localización Industrial y Comercial.

Su primer producto fue la teja de zinc, pero poco a poco surgieron otros productos destinados a la construcción metálica como perfiles estructurales, Metaldeck para entrepisos y materiales pintados.

En 1996 construyeron una planta de laminación en frío lo que les dio mayor competitividad y recientemente, en el 2014, inauguraron la planta de tubería estructural MetalTub y el nuevo Centro de Distribución. “Desde su llegada al Área Metropolitana de Barranquilla estamos concentrados en proveer una gran cantidad de productos al mercado de la construcción metálica”, asegura Carlos Arturo Zuluaga, presidente del Grupo. “Creemos firmemente en las bondades de la construcción metálica, sistema que ha venido ganando terreno en el mercado colombiano, gracias al beneficio de ahorro de tiempo”.

Desde su llegada al Área Metropolitana de Barranquilla, Acesco ha sido una empresa exportadora. Sin embargo, este negocio ha pasado por situaciones como la competencia de los productos chinos y la revaluación del peso. “A finales del año 2000 exportábamos el 40% de nuestra producción y hoy es el 15%, debido a que las condiciones del mercado externo han limitado esta posibilidad. Pero estamos trabajando para reactivar las ventas a Estados Unidos”, afirma Zuluaga. Mientras tanto Acesco mantiene sus exportaciones al Caribe y Suramérica.

El Banco de Bogotá ha estado presente en los últimos 30 años apoyando el crecimiento y el proceso de internacionalización de Acesco, con acompañamiento permanente y el manejo de importantes operaciones en moneda extranjera, moneda legal, capital de trabajo, leasing, entre otros. Adicionalmente, la cobertura que tiene la entidad financiera en Centroamérica, a través del BAC Credomatic, permite fortalecer la relación comercial para los negocios de la compañía en Panamá (Metalco Panamá) y Costa Rica (Metalco). Acesco también opera en Ecuador (Rooftec) y Puerto Rico (Acesco Caribe).

Como lo ha hecho a lo largo de su historia, Acesco tiene planes concretos. El reto principal es producir un millón de toneladas de acero. Para ello, trabajan en el mejoramiento de la empresa en todos sus niveles. “En cinco años buscamos consolidar el negocio de tuberías estructurales y ofrecer en el mercado nuevos productos para el sector de la construcción. También estamos trabajando en logística, lo que nos permite aumentar la competitividad, razón por la cual realizamos la construcción de un nuevo Centro de Distribución”.

La empresa tiene claro que el aporte a la comunidad es parte de su ADN. El solo hecho de que el Acero sea un material 100 % reciclable hace que los productos de Acesco sean amigables con el Medio Ambiente y ayuda a los constructores en la consecución de puntos en proyectos que buscan una certificación LEED. “Cada vez recibimos más solicitudes de clientes que requieren materiales amigables en huella de carbono y porcentaje de reciclaje”, dice Zuluaga.

La empresa tiene un enfoque sostenible que abarca el ámbito económico, ambiental y social. “Históricamente hemos sido una empresa con gran sentido de Responsabilidad Social, es parte de nuestro ADN. La Fundación Acesco realiza un trabajo generador de emprendimiento social con la comunidad de Malambo a través de la educación y el arte, y en el Oriente de Caldas, con fortalecimiento de pequeñas asociaciones de productores agrícolas”.