‘Actuando bien se pueden hacer buenos negocios en este país’

Eduardo Calero deja PricewaterhouseCoopers después de casi 40 años. En su balance, resalta el aporte del recurso humano.

‘Actuando bien se pueden hacer buenos negocios en este país’

Archivo

‘Actuando bien se pueden hacer buenos negocios en este país’

Empresas
POR:
junio 25 de 2015 - 03:25 a.m.
2015-06-25

Con satisfacción y el mensaje de que el recurso humano es la clave de la organización, Eduardo Calero deja el cargo de socio principal PricewaterhouseCoopers Colombia después de 17 años en ese cargo y casi 40 en varios frentes de la compañía.

“Es difícil hacer la separación entre el ser humano y la organización en la que uno pasó 40 años. Entonces mucho de lo que yo soy viene con la organización”, dijo.

La compañía ganó reconocimiento por haber traído al país tecnologías y metodologías nuevas y por su liderazgo y diversificación en nuevos negocios, señala el alto directivo, al hacer un balance de su gestión.

El desarrollo, hace seis años, de servicios de computación, a bajos costos con tecnología de punta, es uno de los productos que destaca.

“Fue el sueño que nació en una servilleta y ganamos dinero con eso”, recuerda.

Hoy unas 5.000 compañías con una facturación mensual muy pequeña disfrutan de esa herramienta.

También destaca que la empresa fue de las primeras en vender bonos de carbono y en abrir las discusiones en materia de sostenibilidad a nivel corporativo.

“Si identificamos cosas que le servían al país, las trajimos muchas veces de apóstoles para empezar un camino, otras veces un poco más maduros para reforzar la economía nacional”, explica.

En medio de esos avances, Calero llama la atención sobre los logros en materia de recursos humanos y generación de empleo al interior de la organización.

En la medida en que los negocios se han duplicado, los puestos de trabajo también.

Hace 16 años eran unas 450 personas y hoy son 1.800. A lo largo de su gestión, dice Calero, siempre tuvo claro que la misión era cuidar de esos empleos y tratar de hacer todo lo necesario para conservarlos.

De hecho, dice que en sus años de trayectoria profesional definir la situación de una persona que no encajaba en la organización está entre los momentos más complejos que tuvo que enfrentar.

A su juicio, a lo largo de estos años también ha sido crucial la construcción de la confianza con los clientes, los empleados y la sociedad para el crecimiento de la compañía.

“La confianza se construye solo si se viven los valores. En eso, esta organización es especial porque es extremadamente fuerte en decirle a la gente cómo debe actuar buscando transparencia y buscando ser buenos desde los ángulos técnicos, profesionales y como personas. Y demostrar que con esa forma de pensar, que se traduce en una forma de actuar, se pueden hacer negocios en este país”, resalta Eduardo Calero.

Dice que de nada sirve que un líder no desarrollo otros líderes, y también se declara satisfecho de haber contado con profesionales que le ayudaron a hacer su trabajo “pero que lo hicieron también ellos mismos”.

“Esta no es una organización monolíder, sino que tiene profesionales líderes en sus líneas, que lo único que le producen a uno es orgullo de haberlos podido formar”, señala.

A juicio del ejecutivo caleño, ya es tiempo de que otras personas lleven ‘la batuta’ de PricewaterhouseCoopers Colombia, y de que ceda el paso a otros profesionales para que lleven adelante la compañía.

Al terminar su gestión como socio principal de PricewaterHouseCoopers Colombia, el empresario considera que su futuro es apoyar emprendimientos porque en el país existen muchos empresarios que tienen iniciativas con potencial y que necesitan apoyo.

En cuanto a la multinacional en Colombia, dice que su futuro está en duplicar el tamaño de la compañía en los próximos cinco años, con talentos locales de influencia en la región.