‘La ayuda internacional genera
beneficios, no es un tema de caridad’

“El papel de un banco como el nuestro: estar presente cuando la situación
es complicada”, Maurice B., director de la Agencia Francesa de Desarrollo.

Maurice Bernard, director de la Agencia Francesa de Desarrollo en Colombia.

Maurice Bernard, director de la Agencia Francesa de Desarrollo en Colombia.

Archivo particular

Empresas
POR:
Portafolio
marzo 22 de 2016 - 11:15 p.m.
2016-03-22

Con más de 8 mil millones de euros comprometidos para la financiación de los países en desarrollo, la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) contribuye a la promoción de nuevos modelos de crecimiento y desarrollo con mayor resiliencia y capaces de responder a las aspiraciones económicas y sociales de los países donde están presentes. En Colombia la Agencia ha desembolsado cerca de 1.500 millones de dólares en proyectos conjuntos con la Gobernación de Antioquia, Findeter y EPM, entre otras. Portafolio habló con Maurice Bernard, director de AFD en Colombia, para conocer más sobre su trabajo en el país.

¿Cuál es el objetivo de la ayuda financiera?

Tenemos más de 70 años operando y estamos presentes en más de 80 países de Asia, África y América Latina. Desde el 2000 cambiamos nuestra estrategia de operación desvinculando el dinero otorgado a los países en desarrollo de los intereses del gobierno de turno. El financiamiento que ofrecemos no está ligado a alguna prestación de servicios o alguna construcción de obras que serían hechas por empresas francesas.

Nuestro objetivo es ayudar a los gobiernos nacionales y locales a llevar a cabo sus políticas de desarrollo.

La agencia ha estado presente en Colombia desde el 2009, ¿por qué solo desde entonces?

Bueno, a excepción de República Dominicana y Haití, la agencia es relativamente nueva en América Latina. En Colombia, porque necesitamos la autorización del Gobierno francés para intervenir en el país.

Además, antes las ambiciones geopolíticas de Francia estaban enfocadas en Asia, que era un motor económico muy fuerte. Pero ahora la situación cambió, América Latina desde hace 3 o 4 años tiene una parte mucho más prioritaria en la política diplomática francesa, eso explica que nuestra presencia en la región sea un poco más tardía.

¿Cuál es el enfoque de las intervenciones de la Agencia en la región?

Vale resaltar que nuestro mandato es diferente por región. La intervención de la Agencia en países poco desarrollados en África no tiene el mismo objetivo que el que tiene en Colombia. En los países africanos tenemos el mandato de reducción de la pobreza, apoyo al crecimiento económico, desarrollo de los servicios esenciales y el desarrollo sostenible entre otros. En un país como Colombia, nuestro enfoque es apoyar el desarrollo sostenible, del país a nivel local generando impactos sociales, económicos y ambientales.

También queremos cobeneficios globales en temas de biodiversidad y clima. Es una agenda que combina el desarrollo sostenible en su dimensión local y en su contribución global.

¿Hay algún proyecto específico que pueda mencionar en esa línea?

Dentro de este mandato, tenemos dos tipos de actividad en el país. Por un lado, trabajamos con el Gobierno, con instituciones, con el DNP y el Ministerio de Hacienda con créditos presupuestarios sectoriales. Por otro lado, en sectores en los que el Gobierno de Colombia considera que Francia puede hacer un aporte valioso brindamos cooperación técnica.

Un ejemplo específico sería el primer crédito que otorgamos al país para el cambio climático. Se entregaron 300 millones de dólares en total.

Ahora que se viene el posconflicto y va a haber muchas tierras disponibles para la agricultura, nos parece muy importante promover y visibilizar alternativas de desarrollo agrícolas que al mismo tiempo pueden satisfacer los retos de crecimiento económicos del país y ser más amigable con el medioambiente local e internacional.

Pero vale la pena mencionar que somos el único banco de desarrollo que otorga financiamiento a los gobiernos locales sin garantía de la Nación. Esto nos permite trabajar directamente con una gobernación, un municipio o con una empresa pública.

¿De dónde salen los fondos de la Agencia Francesa?

En total las operaciones de la AFD cuestan más o menos mil millones de dólares. Este dinero lo apalancamos para generar una actividad total de 9 mil millones de dólares, porque la actividad principal de la Agencia es facilitar el acceso a recursos financieros competitivos que obtenemos en los mercados, por eso en Colombia nuestra intervención es principalmente en forma de créditos.

Nuestros recursos financieros entonces los conseguimos en los mercados financieros con condiciones muy favorables dada nuestra calificación crediticia triple a.

¿Va a incrementarse la ayuda de la Agencia ahora que se viene el posconflicto?

En términos de volumen no creo que vayamos a tener una postura más agresiva. El nivel de compromiso financiero que tenemos en el país ya está en un nivel que es difícil de superar, y queremos mantenerlo ahí para que sea sostenible.

¿Le preocupa la situación económica del país?

No puedo decir que no me preocupa, pero Colombia tiene una política económica y financiera muy sólida y el nivel de endeudamiento, cuando se compara con otros países, es muy bajo. Además el papel de un banco de desarrollo como la Agencia Francesa es estar presente cuando la situación es complicada, no solo acompañar cuando todo está bien. Nosotros tenemos un rol contracíclico.