Agosto, uno de los meses más volátiles desde el 2008

En ese periodo, las acciones perdieron 5,3 %, mientras que la depreciación fue de 7,5 %, pues el dólar subió $ 216,3. Septiembre no luce mucho más tranquilo.

El comportamiento del petróleo, las decisiones sobre tasas de la Reserva Federal de EE.UU. y el enfriamiento de China dominan el

Archivo particular

El comportamiento del petróleo, las decisiones sobre tasas de la Reserva Federal de EE.UU. y el enfriamiento de China dominan el

Empresas
POR:
septiembre 01 de 2015 - 03:38 a.m.
2015-09-01

Este lunes, los inversionistas cerraron la página del que fue uno de los meses más complejos para los mercados financieros en Colombia.

No se trata tanto del resultado de agosto, sino de la volatilidad que durante este tiempo se sintió en el dólar y en las acciones.

Aun con que en las últimas jornadas los mercados tuvieron un desempeño sobresaliente, lo cierto es que el nerviosismo se mantiene, así como las pérdidas en los portafolios.

Dicho esto, el saldo en rojo para las acciones llegó a 17,61 %, del cual 5,3 % fue solo en agosto. Y pudo ser peor, porque en las últimas cuatro ruedas, el índice Colcap de la Bolsa de Colombia recuperó 8 %.

El tema fue aún más complicado en el mercado cambiario. El precio del dólar rompió todas las marcas posibles y llegó a máximos históricos, tras sucesivas jornadas de fuertes incrementos.

En el mes, la divisa subió $216, pero cabe recordar que se negoció en un rango de $376. Es más, el movimiento diario promedio fue de $36.

El resultado es de una devaluación de 7,5 % en agosto, 28,7 % en lo que va del 2015 y 60,5 % en el último año.

¿VIENE LA CALMA?

“Los recientes movimientos en los mercados financieros han sido una manifestación particularmente intensa del contexto externo más retador e incierto que ha venido afrontando la economía colombiana desde el año pasado”, señala un informe de investigaciones económicas de Bancolombia.

Justamente, esa turbulencia externa no se ha calmado aún. El tema más relevante es la caída en el precio del petróleo, que tiene un fuerte impacto en los ingresos fiscales, exportaciones e inversión y por ende en el dólar.

Por lo pronto, nadie espera una recuperación marcada en el crudo, y menos en un entorno en el que priman las inquietudes sobre la desaceleración de China.

Y septiembre es un mes clave para otro tema de alto impacto en los mercados: el aumento en las tasas de interés en Estados Unidos. Aunque la coyuntura internacional da para pensar que no es buen momento, lo cierto es que la economía de EE.UU. sigue dando buenas señales.