Alejandría da ejemplo en el buen uso de recursos hídricos

Las aguas del río Nare son la base para construir la microcentral de energía de este municipio, que generará 15 megavatios.

Río Nare

Archivo particular

Río Nare

Empresas
POR:
noviembre 19 de 2014 - 03:11 a.m.
2014-11-19

Con su extensa caída de aguas cristalinas, el salto ‘Velo de Novia’ es la muestra más reconocida de la riqueza hídrica del municipio de Alejandría (Antioquia). Se constituye en una de las mayores atracciones naturales para el creciente turismo que recibe este municipio, ubicado en el oriente del departamento. Otro encanto es el Salto de Sabina.Pero ahora para los alejandrinos, este recurso hídrico que avanza raudo por el caudal del río Nare, también se convierte en una posibilidad de generación energética que no quieren desaprovechar.

Por eso adelantan la construcción de una microcentral de energía que cuando se ponga en funcionamiento generará 15 megavatios, que estarán interconectados a la red eléctrica nacional.

Esta obra se desarrolla gracias a una iniciativa público privada, de la que el municipio de Alejandría es propietario del 5,65 por ciento, la Empresa de Generación y Promoción de Antioquia, GEN+, tiene el 18,7 por ciento de participación y empresas privadas afiliadas a la Cámara Colombiana de la Infraestructura son dueñas del 74 por ciento restante.

“El proyecto se está desarrollando. En su primera etapa se construyeron las vías de acceso, en las que se invirtieron cerca de cinco mil millones de pesos. Ahora trabajan en obras de captación y túneles y se espera que la microcentral esté interconectada en el primer semestre del 2016”, asegura el alcalde de Alejandría, Uber Arbey Aguilar Carmona.

ENERGÍA HIDRÁULICA SIN REPRESA 

La empresa Generadora Alejandría, constituida para el desarrollo de esta estructura, resalta que esta pequeña central hidroeléctrica no utilizará embalse alguno, sino que hará un aprovechamiento eficiente del caudal del río Nare y sus afluentes.

“Funcionará con un sistema denominado 'a filo de agua', que aprovecha las caídas de agua del caudal natural, sin necesidad de embalse”, asegura el alcalde.

Esta empresa fue una de las primeras empresas en el oriente antioqueño que apoyaron el proyecto BanCo2, de la Corporación Autónoma Regional Ríonegro Nare, Cornare, con el que se busca compensar a los campesinos de la región que prestan servicios ambientales.

Es así como 28 familias campesinas que viven en el área de influencia de esta construcción reciben hasta un salario mínimo por la protección que realizan de los bosques nativos y en general de la cuenca del río Nare.

Además, la Generadora tiene presupuestada la adquisición de un predio en el nacimiento de la quebrada Nudillales, cuya área aproximada es de 40 hectáreas, que se reforestará con especies nativas para proteger los nacimientos hídricos de la zona.

Otro aspecto que resalta su compromiso ambiental es el del uso de paneles solares, que abastecerán toda la energía que requieren los equipos auxiliares de la casa de máquinas.

EN BENEFICIO DE LA COMUNIDAD

Durante las primeras etapas de su construcción, la Generadora Alejandría ha contratado a 97 personas de la región, entre profesionales, técnicos, operarios y obreros, pero estima la contratación de unas 150 personas cuando se encuentre en su punto más alto.

Para estas contrataciones le han dado prelación a la mano de obra de la zona de influencia, la cual corresponde a las veredas Remolino, de Alejandría; Fátima, de Concepción; y Los Naranjos, de Santo Domingo.

Del costo total del proyecto, estimado en 95 mil millones de pesos, la Generadora destinará un total de 600 millones de pesos para la inversión social, con los que las comunidades de los tres municipios de su zona de influencia, Alejandría, Concepción y Santo Domingo, recibirán beneficios en educación, el deporte, la cultura y la restauración de su patrimonio histórico.

”Cuando se empiece a generar energía, el municipio obtendrá entre 800 y 900 millones de pesos al año por sus acciones en la empresa, una participación que queremos ampliar a futuro”, comenta el alcalde de Alejandría, Uber Arbey Aguilar.

Esta cifra, que se notará en las finanzas del municipio, una vez este cubra con esos recursos las deudas adquiridas para la construcción de la obra, le darán un nuevo aire económico a la población, cuyo presupuesto anual no supera los 4.600 millones de pesos.

Para el burgomaestre de los alejandrinos, la Microcentral de Energía de Alejandría se constituye en un claro ejemplo de la manera como en el departamento se deben aprovechar los recursos naturales.

“Este es el paso a seguir para solventar las finanzas públicas de los municipios de Antioquia”, concluye Uber Arbey Aguilar Carmona.