Alimentos Polar quiere producir al 100 % con maíz nacional

Este año la materia prima importada representará el 60 % de sus necesidades, lo cual la perjudica con el dólar caro. Aun así, crecería 12 %, dos puntos por encima de lo calculado a principios de 2015.

José Antonio Pulido dice que esta es solo una coyuntura que toca saber manejar para crecer y aportar a sus públicos.

Archivo particular

José Antonio Pulido dice que esta es solo una coyuntura que toca saber manejar para crecer y aportar a sus públicos.

Empresas
POR:
julio 24 de 2015 - 02:37 a.m.
2015-07-24

En febrero, el gerente general de Alimentos Polar, José Antonio Pulido, aseguró que iban a crecer 10 % en el 2015 frente a la facturación de unos 300.000 millones de pesos que tuvieron en el 2014, aun si el dólar subía hasta los 2.500 pesos. Hoy, con esa moneda a más de 2.800 pesos, lo que lastima el mercado de la compañía, indica que están creciendo al 12% y que ese ritmo se mantendría a lo largo del año.

En entrevista con Portafolio, el directivo le pidió al Gobierno que reconsidere cualquier aumento a los alimentos de consumo masivo –línea en la que su empresa se mueve– dentro de la anunciada Reforma Tributaria Estructural.

“Casi el 80% del consumo de avena y harina de maíz está en los estratos 1, 2 y 3”, apunta.

¿Cómo cambia sus metas la coyuntura del dólar?

La devaluación en los últimos doce meses ha sido superior al 47 % y aun así la industria general no ha crecido, pero tampoco ha traspasado ese incremento de costos al consumidor. Así, no solo las utilidades sino la rentabilidad se van abajo, y eso es lo que está pasando en productos importados, pero también en los que se compran en el país y están atados a los precios internacionales.

¿Cómo ha sido esto en su caso?

Estamos haciendo un esfuerzo muy importante en productividad para compensar este incremento de costos, pero al final también estamos sufriendo en nuestros márgenes.

¿Qué tanto ha traspasado el alza en los costos al consumidor?

Hemos incrementado precios por debajo de inflación, entre 3 y 4 %.

¿Esto cómo ha castigado su ebitda?

Lo que pasa es que estamos creciendo a un 12 % y eso nos está permitiendo mantener niveles similares de utilidad a los del año pasado.

¿Están llegando a nuevos mercados o aumentando su participación en los ya existentes?

Nosotros exportamos y eso nos ayuda. Parte del plan de la compañía es fortalecer la exportación. Otra cosa es que estamos trabajando mucho en innovación.

¿Cómo hacen para resolver el sobrecosto en materias primas importadas?

Hace dos años logramos suplir el 100 % de nuestras necesidades con maíz nacional, pero con la caída de los commodities y con una moneda que estaba sobrevalorada, bajamos al 50 % y al terminar el año será el 60 %. Sin embargo, seguimos trabajando para incrementar la productividad de los agricultores y reducir sus costos de insumos, asegurarles financiamiento y garantizarles la compra de su cosecha para poder incrementar nuevamente ese número.

¿La sustitución se logra de un año para otro?

La perspectiva de una tasa de cambio más competitiva les da un respiro a los agricultores. Hace 3 años la compra nacional no llegaba al 20 % y de un año para otro logramos el 100 %. Por eso soy optimista. Esto no tiene ningún efecto en costos, porque yo sigo pagando el equivalente a traer el maíz de afuera. Los que se benefician son los agricultores.

¿No es riesgoso poner a depender esto de la fluctuación del dólar?

Cierto. Lo que estamos buscando es apoyar las principales palancas en el cultivo del maíz blanco para que en tiempos buenos o malos siempre nos vendan. Al campesino le brindamos asistencia técnica para maximizar su productividad, le decimos desde qué fertilizantes hasta las semillas que debe usar, dependiendo del clima y del suelo que tenga. Además, quienes están en el Programa de Alimentos Polar consiguen un 20 % de descuento en insumos. Sabiendo que nosotros estamos detrás y que tienen la compra de la cosecha asegurada, a precios justos, los bancos les dan una financiación más baja a sus créditos.

¿Qué nuevos proyectos tienen?

Tenemos cuatro categorías importantes: harina, avenas, alimentos para mascotas y cereales listos, las cuales hemos fortalecido, y para septiembre pensamos lanzar una quinta categoría, de la cual todavía no puedo hablar, pero esperamos que nos dé un crecimiento importante.

EXPORTARÁ ALIMENTO DE MASCOTAS

La empresa de alimentos de origen venezolano planea invertir 8 millones de dólares en nuevos productos (sobre todo en mercadeo y en ampliar la capacidad de distribución). Esto aparte de 7 millones de dólares que destinará en los próximos tres años a ampliar su planta de productos para mascotas, con el fin de triplicar su capacidad. De esta manera pretende no solo atender el mercado nacional sino exportar, ojalá desde el año 2016. Sus primeros mercados para esa línea serán Suramérica, Centroamérica y las islas del Caribe. Hoy día las exportaciones representan el 10 % de su operación y solo llega a otros países con harina de maíz.

De esta manera buscan minimizar el efecto negativo de la coyuntura devaluacionista en el mercado interno, pues, en palabras del Gerente de Alimentos Polar, el aumento del salario mínimo que hizo el Gobierno para este año “ya se desvaneció con la inflación que estamos viviendo y la que va a haber”.

“Tenemos cuatro años en el mercado de mascotas en Colombia y nos hemos convertido en la tercera compañía más grande, a 1 punto del número 2. Con esta ampliación podríamos subir al puesto 2 o ser líderes en tres o cuatro años”, anotó Pulido.

neslop@eltiempo.com