Alquería no busca gente que haga caso

Tras inaugurar su planta en la Costa, el presidente de la empresa reflexiona sobre el papel de los colaboradores.

Carlos Enrique Cavelier, presidente de Alquería.

Portafolio.co.

Carlos Enrique Cavelier, presidente de Alquería.

POR:
febrero 09 de 2013 - 12:41 a.m.
2013-02-09

A los 53 años, Alquería, la tradicional empresa de Bogotá, le apuesta con planta nueva al mercado de la Costa, con una inversión global de 13.000 millones de pesos. A la inauguración asistió, ayer, el presidente Juan Manuel Santos.

Carlos Enrique Cavelier, presidente de Alquería, destaca la importancia del aporte del recurso humano para el desarrollo de las empresas y el cumplimiento de metas.

¿Qué significa esta nueva planta?

Es un complemento importante para la geografía de Alquería estar en toda Colombia, atendiendo la Costa, distribuyendo en siete departamentos y comprando en cuatro. Ojalá podamos comprar pronto en Atlántico, Sucre y Bolívar. Es un buen complemento que el sistema de plantas de Alquería esté completo.

¿Eso lo hace pensar en que es hora de que la marca llegue a otro país?

Todavía nos falta ‘pelo para moña’, pero hay que seguir soñando porque estas cosas –montar una planta y vender en la Costa– las imaginamos hace unos 10 años, y lo logramos. Puede que en 10 años estemos en varios países, pero hoy lo principal es Colombia.

¿Cuántos empleos genera?

Ya estamos casi en los 5.000 y, con Danone, Alquería genera 450. En Santa Marta estamos generando unos 160, pero aspiramos a unos 300 en los próximos dos a tres años.

¿Cómo una marca de la Sabana va a conquistar a los costeños?

Con el sabor de nuestra leche que es producida por los campesinos, de una maravillosa calidad. Eso nos permite llegar a las tiendas y a los hogares costeños. Nos ha ido muy bien en estas primeras semanas que llevamos.

¿Por qué en materia de recurso humano dice que es más importante personal bien apoyado que bien tratado?

No se requieren personas que hagan caso, sino personas que utilicen su cabeza, su entusiasmo. Porque lo mecánico lo pueden hacer las máquinas. Queremos personas que piensen, que se desarrollen en lo personal, en lo intelectual para apoyar el desarrollo de Colombia, no solo haciendo labores manuales.

¿Se siente satisfecho por lo que ha logrado con la empresa de su familia?

Más que satisfecho. Nunca pensé que llegáramos hasta acá. Y hay que seguir, no para mostrar un número grande, sino para generar empleo, para que los colaboradores se sientan bien.

¿Qué consejo les da a los emprendedores?

Que tienen que persistir, resistir y nunca desistir.

Siga bajando para encontrar más contenido