Alza del dólar le augura buena temporada al pescado nacional

Este año el producto importado podría ir 50-50 con el local, mientras que en tiempos pasados estuvo 65-35 en porcentajes de venta, según la cámara de la Andi que promueve este sector.

“Por fuera de la Semana Santa la tendencia es la misma, pero suelen pesar más en las ventas especies como el salmón, la sierra y

Archivo particular

“Por fuera de la Semana Santa la tendencia es la misma, pero suelen pesar más en las ventas especies como el salmón, la sierra y

Empresas
POR:
marzo 18 de 2015 - 11:58 a.m.
2015-03-18

El mercado pesquero nacional mueve al año cerca de 500 millones de dólares y la mitad de todo el consumo ocurre por la temporada de la Semana Mayor, que comienza en menos de dos semanas.

Además, este año, la oportunidad adicional para los productores colombianos corre por cuenta de la devaluación del peso frente al dólar, que, de acuerdo con el director ejecutivo de la Cámara de la Industria Pesquera de la Andi, Alejandro Londoño, lo más posible es que limite las importaciones y haga que aumente el consumo del producto local. Esto importa, habida cuenta de que el 65% de todas las ventas anuales ocurren en esta temporada.

Normalmente, de las 250.000 toneladas de pescado y productos de agua que ha consumido al año durante la última década en el país, el 60 por ciento es nacional y el 40 por ciento importado, pero la tasa de cambio (este martes el dólar se negoció en promedio a 2.678 pesos) podría llevar a una relación 50-50, según Londoño.

“La gente está acudiendo a pescados de producción nacional, como la tilapia, la trucha y la cachama, que tienen buen abastecimiento y precio acorde a circunstancias de la Semana Santa. Pero también están consumiendo mucha basa, que aun siendo importada sigue teniendo un precio muy razonable”, anotó el especialista.

Este advirtió que para especies tipo gourmet, consumidas por la población con mayor poder adquisitivo, como salmón, langostinos, mejillones y cangrejo, que vienen de fuera, ya se nota un incremento en precios de entre el 7 y 10 por ciento y se augura un alza de hasta el 15 por ciento en la temporada.

“El consumo no se afectará, aunque obviamente la gente se irá por las especies que tengan menor valor”, añadió el director de la cámara pesquera de la Andi.

El consumo per cápita de pescado está en 6 kilos anuales en Colombia –menores de 5 años y mayores de 75 años consumen menos–, lo que resulta poco si se le compara por ejemplo con su vecino Perú, donde cada habitante se come en promedio 19 kilos anuales.

ESTANQUES EN AUGE

Por otro lado, del sector piscícola viven cerca de 315.000 personas: 255.000 dedicadas directamente a la pesca, y unas 60.000 al procesamiento y comercialización del producto. Se trata de actividades ejercidas por personas diferentes, pero también hay empresas que las tienen como simultáneas.

“En general, la calidad del pescado que se come acá es buena, porque los organismos de sanidad les toman muestras de laboratorio, tanto al importado como al nacional que llega a las grandes ciudades, y les hacen un análisis muy riguroso para especificar sus características organolépticas o por ejemplo si contiene metales pesados”, dice Londoño.

Asimismo, según el funcionario de la Andi, los criaderos artificiales comienzan a tener una participación muy importante, pues además de ser una modalidad creciente, también ha bajado la pesca tradicional debido a la contaminación de los ríos. Actualmente de los estanques salen unas 80.000 toneladas, de las cuales la tilapia pesa un 75 por ciento y entre la cachama y la trucha el otro 25 por ciento.

En cuanto a los importados, la mayoría llegan de Vietnam, Estados Unidos, China, Chile, Canadá, Panamá y Perú, que tienen a Colombia como un cliente óptimo. Mientras tanto, de Europa solo llegan pequeñas cantidades de especies como anchoas, atunes y sardinas enlatadas.

Ahora la gran incógnita es cuándo se resolverá el paro nacional de camioneros, que no ha afectado significativamente al sector pesquero todavía, pero si se prolonga podría echar al traste la ‘subienda’.

FILETE DE TILAPIA, ¿SUSTITUTO DEL ATÚN EN EXPORTACIONES?

Se abre mercado para el primer producto, mientras el bajo precio y sobreproducción amenazan al segundo.

Colombia exporta cerca de 210 millones de dólares en productos acuícolas al año. El 70% es atún enlatado y lomo precocido, y el resto tilapia roja, trucha y camarón, según la cámara del sector de la Andi, siendo los principales destinos la Unión Europea –en especial a Italia–, Brasil, Chile y las Antillas Menores.

Sin embargo, la producción mundial de atún ha subido, mientras que el consumo ha bajado un 10 %, por lo que no parece una alternativa sostenible a futuro.

En cambio, se está abriendo una nueva oportunidad para llevar filete de tilapia a Estados Unidos. “La tilapia roja comenzó a cultivarse hace unos 30 años, pero todo era para el mercado nacional. Ahora, se trata de tilapia plateada, que es más grande y demora menos el cultivo”, explicó Londoño. Según él, hoy se llevan unas 200 toneladas al año y en el 2014 podrían aumentar a unas 1.000 toneladas.