Alza del dólar le pone freno al mercado de las llantas

Marianella Manzur, consultora de estrategia y mercadeo de la Importadora Nacional de Llantas (Imlla), dice que los precios al consumidor no se pueden aumentar de un momento para otro. “Eso lo decide el mercado”. Asegura que la competencia se ha incrementado en los últimos años.

Marianella Manzur

Archivo particular

Marianella Manzur

Empresas
POR:
enero 19 de 2015 - 11:53 p.m.
2015-01-19

El precio del dólar no solo puede convertirse en un freno a las ventas de vehículos nuevos, si no que ya comenzó a generar un impacto negativo sobre el mercado de llantas. Marianella Manzur, consultora de estrategia y mercadeo de la Importadora Nacional de Llantas (Imlla) habló con Portafolio sobre el impacto de la devaluación del peso colombiano y las perspectivas del mercado de llantas.

¿Cómo le fue al mercado colombiano de llantas en el 2014?

El año pasado, este sector enfrentó diversas variables que incidieron en el mercado, como el dumping, la reacción del dólar en el cierre del año y un incremento de la competencia generada entre las principales marcas (Bridgestone, Michelin, Goodyear y Pirelli, entre otras), que hizo que las rentabilidades de todas las compañías se fueran al piso.

¿Pero el mercado ha crecido debido al incremento de ventas de autos?

Uno cree que la relación es uno a uno, es decir, que entre más carros se vendan más llantas se van a demandar, pero eso no es cierto. Eso sucede en el largo plazo, pero la proporción no es igual. Hay otras cosas que inciden para que el mercado se quede quieto.

¿Cómo cuáles?

Por ejemplo, el pico y placa. Los carros están rodando hoy en día mucho menos que antes. Hace unos años la gente evaluaba el uso de un vehículo particular en un promedio de 20.000 kilómetros por año, y hoy en día lo hace entre 10.000 y 15.000 kilómetros debido a las restricciones de circulación.

¿Pero las restricciones impuestas a las llantas chinas sacaron del mercado a algunos jugadores?

Irónicamente, el tema del antidumping que afectó a quienes traen llantas chinas de camión hizo que muchos de esos importadores entraran en la línea automóviles y camionetas, con llantas chinas, incrementando la competencia por ese nicho de mercado.

¿Teniendo en cuenta que la mayoría de las llantas que consume el país son importadas, cómo los ha afectado el aumento del precio del dólar?

Mucho. Especialmente los últimos dos meses del año pasado y lo que va del 2015, debido a que muchas de las deudas de los importadores están en dólares. Esas deudas corresponden a productos que ya fueron vendidos en el mercado local a menor precio debido a que fueron liquidados con un dólar más barato, aunque ya están en las bodegas de los importadores. Los precios no se pueden aumentar de un momento para otro. Eso lo decide el mercado.

¿Cómo ven la perspectiva este año?

En el caso de la Importadora Nacional de Llantas, esperamos seguir creciendo, a pesar de que hay más competencia. También incursionamos en las llantas para motos, cuyo mercado ha venido siendo muy dinámico en Colombia. Las expectativas son muy positivas. La meta para los próximos tres años es elevar la participación de las llantas Dunlop y Toyo de 4 por ciento a 7 por ciento.

¿Cómo va el mercado de llantas de motos?

Está creciendo a un ritmo exponencial, a la misma velocidad que lo hace el mercado de las motos.

¿Siguen entrando llantas chinas?

Lo que corresponde a llantas de camión procedentes de China está frenado, aunque en algunas líneas siguen siendo competitivas. Ellos tienen sus nichos. En vehículos particulares participan en el mercado sin restricciones y siguen compitiendo de manera agresiva.

¿Por qué Colombia no es un país atractivo para montar plantas de llantas? Incluso, Michelín cerró sus puertas hace un par de años.

Porque el mercado no da para sostener una planta. En eso, Brasil nos lleva la delantera a todos los países de América Latina. Nosotros hicimos un estudio y propusimos a Colombia para que se montara aquí la planta que Dunlop inauguró en Brasil en el 2013, pero las cuentas no daban. Además, Brasil tiene muchas restricciones para la importación. Por eso prefieren fabricar allá.

¿Cómo están manejando el polémico tema del reciclaje?

La legislación dice que los importadores y los fabricantes tenemos que recoger, manejar y darle el mejor tratamiento a buena parte de las llantas que colocamos en el mercado. Nosotros como importadores hacemos parte de un comité de consumo que creó la Andi.

La idea es que ellos tomen las decisiones sobre el reciclaje. Nosotros estamos en ese comité y nos regimos por las recomendaciones de esa entidad.

¿Y cómo manejan este tema en otras partes del mundo?

En Europa y EE. UU., tanto en llantas como en baterías, el consumidor paga para que el distribuidor le haga una buena disposición del producto llevando los materiales a plantas de reciclaje. El caucho no es reutilizable para fabricar nuevas llantas.

Marianella Manzur

Consultora de estrategia y mercadeo de Imlla