Alza en el precio del dólar le pasa factura a Bavaria

La cervecera espera crecer 4 por ciento este año en la venta de cerveza y mejorar el registro del 2014. Águila Cero y Pony Malta, dos productos que favorecen los resultados de la compañía.

La de Colombia es una operación importante para SABMiller.

Archivo particular

La de Colombia es una operación importante para SABMiller.

Empresas
POR:
abril 06 de 2015 - 11:34 a.m.
2015-04-06

Los resultados del 2014 y las señales del primer trimestre de este año muestran que lo que viene no es fácil para Bavaria.

Así lo reconoce la compañía al advertir que, en su condición de importadora de materias primas, la devaluación es un factor en contra.

“Vienen tiempos difíciles, no vemos esto tan fácil. A pesar de que la economía sigue bien y a pesar de que la inflación sigue controlada, el dólar nos afecta muchísimo”, señaló Fernando Jaramillo, vicepresidente de asuntos corporativos de Bavaria.

Añade que la cervecera no exporta nada y, en cambio, importa casi todos los insumos. Principalmente trae cebada de Canadá, Argentina y algunos países europeos.

Y si bien advierte que hasta el momento los precios al consumidor están controlados, está sobre el tapete el aumento de precios.

“Vamos a incrementar el precio de algunos productos. De pronto, de la Águila Light, pero nuestras cervezas consideradas más dinámicas como Póker, Águila, Costeña, Costeñita no van a tener ningún incremento”, señaló, al destacar que históricamente la estrategia de Bavaria en materia de precios al consumidor se ha caracterizado por mantenerlos por dos o tres años.

La compañía también ha recurrido a hacer ajustes en otros frentes para mitigar el aumento en el costo de las importaciones: recortando costos y optimizando inversiones, por ejemplo.

Sin embargo, sigue en firme su plan de expansión y mantiene expectativas de crecimiento para el año.

Maneja una inversión por 75 millones de dólares. El objetivo es la expansión de sus cervecerías en Barranquilla y Cali.

El año pasado la compañía vendió 22,89 millones de hectolitros, lo que significó una facturación por 5,3 billones de pesos.

Si bien en volumen la cifra es récord, en términos de crecimiento la cerveza no tuvo el mejor resultado: entre 1,4 y 1,8 por ciento.

“Históricamente, las ventas de cerveza crecen con el PIB, pero por temas de la economía y de lo que ha pasado en cuanto al consumo de hogares , ese aumento no se ha dado”, dijo el Vicepresidente de asuntos corporativos de Bavaria. De hecho, recuerda cómo el Mundial de Fútbol no fue el dinamizador que se esperaba. Igualmente,el gasto de los consumidores bajó el año pasado.

En todo caso, la meta es que la bebida pueda crecer 4 por ciento este año.

“No va a ser fácil de cumplir. Vamos a ver qué tanto la economía se ve afectada o va a crecer por el dólar, el petróleo. Aspiraríamos a marchar al ritmo de la economía”, indica.

Confía en que las previsiones de crecimiento no se alteren. “Vemos una reacción en la inversión de obras y de infraestructura por parte del Gobierno y este año va a ser de ejecución. Eso va a mantener la economía creciendo”, señala.

El factor favorable en el balance del 2014 es el incremento del 15 por ciento en la venta de las maltas. Un factor favorable pudo ser la presencia en el mercado de la Pony Malta un litro. Para este año, el presupuesto es que ese segmento crezca por encima del 10 por ciento.

En materia de innovación, Bavaria señala como un acierto el lanzamiento de Águila Cero que, superó las expectativas y, al parecer, cumplió con una necesidad que tenían los consumidores.

“Hemos tenido un cumplimiento superior al 200 por ciento de lo que habíamos planeado en Águila Cero. Hemos vendido casi 50.000 hectolitros, que está lejos de lo que habíamos presupuestado desde enero”, puntualizó el directivo. Jaramillo cree que este producto va a ser un referente para fortalecer su portafolio de marcas que, necesariamente, tendrá novedades a lo largo del año.

‘NO VAMOS A CEDER MERCADO’

Mientras Bavaria ejecuta las estrategias para contrarrestar la devaluación, en el plano comercial está atenta a la llegada de Central Cervecera de Colombia, de la mano de Postobón, con la marca Heineken.

“Cuando llega la competencia los mercados crecen y hay una porción para el nuevo actor y otra para nosotros. Vamos a ver qué tanto crecimiento puede generar la competencia. Ese crecimiento, por ningún motivo, lo vamos a ceder nosotros”, explicó Fernando Jaramillo.

Actualmente, el consumo de cerveza en Colombia es de cerca de 44 litros al año por persona, cuando un país como Venezuela está en 72 litros, lo que muestra espacio para el crecimiento.

Reconoce la experiencia de Postobón, quien es el socio local en la operación de la nueva cervecera, “Tiene mucha experiencia en Colombia como experta en bebidas y consumo masivo, y es aliada de una compañía importante que va a competir con nuestro portafolio de marcas, pero hemos estado preparados para la competencia durante muchos años”, dijo.

Jaramillo señala que Colombia es un país muy importante para el mercado de bebidas a nivel global y, al final, “los consumidores son los que van a definir. Nosotros tenemos un portafolio de marcas muy bueno que está en el corazón de los colombianos”.

Colombia es una de las operaciones más importantes en el mundo para SABMiller.

Desde el punto de vista de participación en el Ebitda (utilidad antes de intereses, impuestos, depreciaciones, amortizaciones y rentas) de la compañía a nivel global, Latinoamérica puede estar en 17 por ciento y de eso Colombia produce el 70 por ciento.

Eso, sumado a que cuatro de sus plantas están en la lista de las mejores de la multinacional.

Constanza Gómez G.