Amarilo lanzará 30 proyectos en 10 ciudades este año

Aunque la mayoría será de vivienda, también habrá oficinas y espacios comerciales. Su meta es alcanzar $ 1,3 billones en facturación, para lo que tendrá que vender cerca de 7.600 unidades.

La empresa apostará a la edificación de obras de gran envergadura, como Ciudad Verde, en el municipio de Soacha

Archivo Particular

La empresa apostará a la edificación de obras de gran envergadura, como Ciudad Verde, en el municipio de Soacha

POR:
abril 23 de 2014 - 12:53 a.m.
2014-04-23

Este año será bastante ajetreado para la constructora Amarilo, pues alista un ambicioso plan que la llevará a impulsar sus ventas 26 por ciento y cerrar el 2014 con una facturación cercana a 1,3 billones de pesos.

Así lo anunció a Portafolio Roberto Moreno, presidente de la compañía, quien señaló que en el transcurso de este año lanzarán 30 proyectos que estarán localizados en 10 municipios del país: Bogotá, Soledad (Atlántico), Valledupar, Cartagena, Soacha, Madrid, Chía, Villavicencio, Ricaurte (Cundinamarca) y Facatativá.

De este modo, la empresa sumará alrededor de 8.300 unidades a su oferta, de las cuales cerca de 8.000 serán de vivienda y 300 estarán destinadas a oficinas y usos comerciales.

Cabe resaltar que el mencionado plan materializará la incursión de la firma en 2 puntos del país (Cartagena y Ricaurte), un movimiento que hace parte de su estrategia de diversificación geográfica, mediante la cual ha logrado que el 70 por ciento de sus ventas se realice fuera de la capital.

En este sentido, el directivo manifestó su interés por seguir expendiéndose a nuevas ciudades del territorio nacional. De hecho, anunció que alistan su llegada a Cúcuta en el 2015 y que estudian entrar en Ibagué.

“Veo un futuro muy interesante para Amarilo en las regiones, donde entramos fuertemente en los últimos 4 años”, anotó el directivo.

En el mismo orden de ideas, Moreno resaltó la relevancia que adquirió para la firma la edificación de proyectos de gran envergadura, que cuentan con oferta de vivienda para diferentes núcleos socioeconómicos.

Aunque el ejemplo más icónico de este tipo de obras es Ciudad Verde, en el municipio de Soacha (que es gerenciado por Amarilo pero agrupa a varias constructoras), Moreno señaló que ya lanzaron en Villavicencio una nueva propuesta que va en la misma línea, aunque adaptada a esta cabecera.

“Este tipo de construcciones permite la integración social, hay comunidad y la sociedad se empieza a comportar diferente”, señaló.

PANORAMA POSITIVO

Al cierre del 2013, Amarilo vendió 7.900 viviendas y obtuvo ingresos por 1,03 billones de pesos (948 mil millones de los cuales fueron en Colombia), lo que representó un crecimiento de 17 por ciento en sus ventas frente a los 880.000 millones de pesos facturados durante el 2012.

Para este año, la compañía espera crecer 26 por ciento y alcanzar una facturación que ronde los 1,3 billones de pesos, para lo que deberá comercializar alrededor de 7.600 viviendas.

“El año pasado estábamos un poco más concentrados en vivienda de interés prioritario (VIP), y este año la composición cambiará un poco, por eso la disminución en unidades”, explicó el vocero.

Esta perspectiva evidencia el optimismo con el que la constructora proyecta el resto del 2014 y los años que están por venir para su sector.

“Creo que la mayor oportunidad se encuentra en las viviendas de interés prioritario y la vivienda media, porque el 70 por ciento de los colombianos gana menos de 4 salarios mínimos”, agregó.

Sin embargo, se mostró preocupado por la situación en Bogotá y dijo que aunque su empresa tiene la tierra necesaria para construir durante los próximos 4 años, “la gente se ha ido a los municipios porque no encuentra oferta en la ciudad”.

OPERACIONES INTERNACIONALES

Para este año, esperan que su sucursal en Panamá realice ventas cercanas a los 60 millones de dólares.

Desde el año 2009, la compañía tiene una sucursal en Panamá, cuya relevancia ha ido creciendo con el paso del tiempo.

Tanto es así que, actualmente, la mencionada operación aporta el 10 por ciento de las ventas totales de la empresa.

Hasta el momento, Amarilo ha vendido alrededor de 980 viviendas en el mercado vecino. Para este año, su objetivo es comercializar cerca de 465 unidades en 6 proyectos que adelanta actualmente, lo que le aportaría ingresos por 60 millones de dólares.

Respecto a la posibilidad de explorar nuevos mercados, el directivo señaló que podrían hacerlo en alrededor de 2 años, cuando consoliden su operación en Panamá.

Cristina Bustamante

cribus@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido