Amenazas que afectan la privacidad en Internet

Una guía elaborada por Eset analiza la noción de privacidad en la web y los incidentes relacionados de manera de conocer cómo resguardar los datos y proteger la identidad digital

Amenazas que afectan la privacidad en Internet

Archivo

Amenazas que afectan la privacidad en Internet

Empresas
POR:
octubre 28 de 2015 - 06:37 p.m.
2015-10-28

Eset, compañía líder en detección proactiva de amenazas y Frontech, su representante exclusivo en Colombia, acercan un nuevo informe que permite a los usuarios de Internet mantenerse actualizados sobre los últimos incidentes de privacidad en la web, acercándole consejos útiles para proteger la información.

La cantidad de información personal sensible disponible en Internet es cada vez mayor y puede convertir a un usuario en una potencial víctima de un robo de datos si no se toman los recaudos necesarios.

Los datos personales son uno de los principales objetivos de los cibercriminales dado que pueden ser utilizados para propagar amenazas, lanzar campañas de engaños personalizadas así como también acercar publicidad maliciosa, entre otras cosas.

La privacidad en sí comprende las actividades que se llevan a cabo en un ámbito reservado; en Internet la misma podría entenderse como el control que ejercemos sobre nuestra información para limitar la cantidad de personas autorizadas a acceder a la misma. Esto incluye datos personales, fotografías, documentos, conversaciones, etc.

Las posibles amenazas o situaciones que podrían poner en peligro la privacidad en Internet son las siguientes:

-‘Oversharing’: compartir de manera desmedida información, comúnmente en redes sociales. Al planificar un ataque, un ciberdelincuente se puede nutrir de múltiples datos de un usuario como ubicación en un momento específico, gustos y hábitos, lugar de trabajo o estudio, y hasta detalles de los contactos y amigos. Lo cierto es que, cuanto más se comparta, más expuesto se estará.

-Protocolos inseguros: se relaciona con la seguridad en la comunicación de las aplicaciones. Cuando en el desarrollo de un sitio prevalecen cuestiones como la funcionalidad y la simplicidad de uso por sobre la seguridad, muchas veces se deja expuesta información sensible que puede terminar en manos de posibles atacantes.

-Códigos maliciosos: los cibercriminales los utilizan para robar información y propagar campañas maliciosas o engaños. Asimismo, espían el comportamiento de navegación de los usuarios, de modo que pueden generar spam personalizado teniendo en cuenta los sitios y ofertas que más se visitan.

Ante este escenario, es importante contar con un manejo adecuado de la información que se comparte en la web. Las buenas prácticas de privacidad deben acompañarse con las medidas de seguridad habituales, que protegerán la identidad digital de cualquier usuario.

“Teniendo en cuenta que cada vez se maneja más información sensible en las cuentas, resulta lógico que los cibercriminales destinen mayores recursos a la investigación y generación de códigos maliciosos para robar credenciales, conseguir acceso a la información del perfil y, finalmente, tener una base más robusta para sus ataques de Ingeniería Social”, comenta Lucas Paus, Especialista de Seguridad de Eset Latinoamérica.