América de Cali tendrá reorganización empresarial

En una audiencia simultánea en Bogotá y Cali, el conjunto escarlata llegó a un acuerdo con sus acreedores en la Supersociedades y se salvó de la liquidación. Estableció sus pagos a mediano y largo plazo. Aquí, el ABC de la salvación de los ‘Diablos Rojos’.

Si América no supera su crisis económica, no mejorarpa en lo deportivo.

Archivo / Portafolio

Si América no supera su crisis económica, no mejorarpa en lo deportivo.

Empresas
POR:
noviembre 13 de 2014 - 05:29 p.m.
2014-11-13

Fue un partido con un largo tiempo de adición, donde drama marcó los últimos minutos. Al final, se logró el objetivo. América de Cali alcanzó el acuerdo con los acreedores y de esta manera no será liquidado. Ahora comenzará una etapa de reingeniería financiera.

Francisco Reyes Villamizar, el Superintendente de Sociedades, ofició de juez en este partido definitivo del equipo contra sus numerosos acreedores. A manera de pasegol dio la grata noticia para los directivos y la afición. Así, empezará la reestructuración, luego de llegar a un acuerdo con la mayoría de los acreedores, con pagos a partir de 2017, según el cronograma establecido.

Además, la nueva sociedad tendrá un periodo de gracia de tres años, por lo que ese tiempo no tendrá que hacer desembolsos en cuento a pagos laborales, tributarios y parafiscales.

Se emitirán acciones

“Hay que destacar que tras ese tiempo, el equipo comenzará a pagar la deuda, pero además tendrá la posibilidad de cubrir sus obligaciones por acciones en la sociedad anónima en la que se ha convertido el equipo. El valor de cada acción será de 5 mil pesos y será una buena oportunidad para que los acreedores se conviertan en accionistas del club. Para ello tendrán un plazo de 18 meses para saber si deciden darle su apoyo a la institución”, explicó.

Tras la reestructuración, el equipo a partir de hoy comiza de ceros y se logra la recuperación del equipo de fútbol.

La firma del acuerdo de reorganización evita la liquidación de la sociedad, le permite seguir desarrollando su objeto social y abre la puerta a una capitalización que debe permitir fortalecer financieramente el equipo. 

Las acreencias del América de Cali, según los más recientes informes, alcanzan los 13.473 millones de pesos. De este monto, 6.681 millones de pesos están calificados como laborales; 3.680 millones de pesos como fiscales; y 356 millones como parafiscales.

“Con esta decisión firmada por la mayoría de acreedores se evitó la liquidación de un equipo insignia del fútbol profesional colombiano”, agregó el Superintendente de Sociedades.

La firma de este acuerdo se da luego de un trabajo conjunto entre el promotor de la compañía, Luis Eduardo Arellano, los accionistas de

América de Cali S.A. y acreedores externos, dentro del proceso de reorganización adelantado por la Supersociedades.

Al culminar la audiencia, el superintendente Reyes Villamizar recalcó la viabilidad de los equipos de fútbol profesional colombiano tiene como punto de partida la Ley 1445 de 2011, también impulsada por la Superintendencia de Sociedades, y que facilitó a los equipos la posibilidad de convertirse a Sociedades Anónimas.

Puntos del acuerdo

En el acuerdo se destaca, entre otros puntos, convertir las deudas en acciones, y convertir deudas en publicidad a través de difusión en los medios. Para pagar créditos laborales se hará desde noviembre de 2017 y durante cinco años, una cuota anual, la cual tendrá una salvaguardia que si no existe flujo de caja en esa época, se mantendrá la propuesta inicial del año 2019 sin intereses moratorios.

El club comenzará a pagar el  20% de sus obligaciones laborales el 5 de noviembre de 2019 y así sucesivamente hasta el 5 de noviembre de 2023, aunque si la junta directiva del equipo lo autoriza podrá pagar anticipadamente las deudas por este concepto. El máximo plazo de pago será hasta 2035, de acuerdo con el cronograma. Igual sucederá con las obligaciones fiscales y parafiscales.

Esta noticia cae bien en cuento a la parte financiera. Ahora buscará el mejor resultado en la cancha en su objetivo de regresar a la Primera División del fútbol colombiano.​

JAVIER ARANA

Portafolio.co