‘América Latina seguirá atractiva’

Daniel Chodos y Juan Maldonado, expertos en renta fija del Credit Suisse, dicen que la región atraviesa un proceso de ajuste y que un alza de tasas de la FED no le caería bien a los emergentes.

‘América Latina seguirá atractiva’

Ana María García/Portafolio

‘América Latina seguirá atractiva’

Empresas
POR:
mayo 07 de 2015 - 12:44 a.m.
2015-05-07

Aunque la caída de los precios del petróleo ha sacado a flote vulnerabilidades de las economías latinoamericanas, la región está atravesando un proceso de ajuste paralelo a las buenas señales de recuperación de países desarrollados.

Daniel Chodos, director de investigaciones económicas en renta fija para mercados emergentes del Credit Suisse, y Juan Lorenzo Maldonado, vicepresidente de ese departamento, explicaron que pese a este panorama, la región promete continuar siendo atractiva para la inversión.

¿Cómo le está yendo a la economía de la región?

Juan L. Maldonado: El panorama regional, al menos a nivel macro, muestra que el ‘shock’ del petróleo ha sacado a relucir este año las vulnerabilidades de algunas economías.

Esto se junta con el choque de ‘commodities’ de años anteriores. Hemos visto países como Chile, Perú y Colombia pasando procesos de ajuste en su crecimiento.

Cuando el ‘boom’ termina, las tasas de crecimiento se ajustan y todas las expectativas son menores. Ahora, Colombia vive algo similar por lo que significa el choque petrolero.

¿Son desalentadoras las perspectivas para los inversionistas?

Daniel Chodos: El choque en los términos de intercambio que ha tenido la región ha afectado todos los países. Algunos son exportadores de petróleo, otros de granos, otros de minerales. Por ejemplo, Chile y Perú, que son exportadores de minerales, están muy golpeados por la desaceleración en China.

La preocupación de los inversores es que estas economías se están desacelerando justo con antelación a que los mercados desarrollados se acelerarán. Estados Unidos ha sido fuerte.

En el verano de EE. UU.veremos una buena recuperación a nivel de actividad. Europa ya está mostrando signos de recuperación y China está aplicando estímulos a su economía. Vamos a tener esas tres economías acelerándose, mientras que las latinoamericanas están desacelerándose.

¿Vendrá un aumento de tasas de la FED?

D.C.: Se verá menor estímulo monetario en las economías desarrolladas, por lo cual la Reserva Federal de EE. UU. (FED) va a subir tasas.

Tenemos un ‘mix’ que no es bueno para los emergentes, ya que se verán aumentos de tasas en mercados desarrollados. Eso hará que la liquidez global baje. Eso asusta a los inversores.

¿Qué tan buenas son las condiciones para invertir en renta fija en la región?

D.C.: El hecho de que la FED suba las tasas no es bueno para los mercados emergentes de renta fija. Las perspectivas no son las mejores.

En definitiva, más allá de estas preocupaciones, no estamos viendo crisis y no va a haberla, porque los países están mejor preparados.

Creo que en términos de mercado de bonos y de tasas, vamos a ver cierta salida de capitales de la región, pero no va a ser tan fuerte.

Después de un proceso de ajuste, en el que la FED suba un poco las tasas, la región seguirá siendo atractiva.

¿Preocupa el hueco fiscal que ha dejado la caída del petróleo en el país?

J.M.: Venezuela, Ecuador y Colombia son países que tienen un importante ingreso petrolero en sus arcas fiscales. De esas tres, Colombia es más fuerte y menos dependiente.

Colombia es el país con los mejores mecanismos de ajuste, porque tiene una regla fiscal que le permite tener espacio en su déficit para contrarrestar la caída del petróleo. Esto no lo tienen Ecuador y Venezuela. Colombia está mejor preparada que sus vecinos para enfrentar la desaceleración.

Sin embargo, eso no quiere decir que las cuentas fiscales no se afectan.

Bajo esos ajustes, ¿el país continuará siendo atractivo para la inversión?

J.M.: Yo creería que sí. Hemos visto ya otros sectores de la economía que han recibido un poco más de flujos de inversión externa directa, versus el renglón minero-energético. Hay mucha incertidumbre y la gente está a la espera de los ajustes.

Una vez se despeje esa incertidumbre, el panorama será cada vez más atractivo para que flujos de inversión hacia otros sectores se materialicen.

D.C.: Más allá del tema fiscal, es más importante el crecimiento económico. Hay asuntos más estructurales como las instituciones. Si uno compara, a lo largo de la región, Colombia es una de las naciones con instituciones fuertes.

Un inversor que quiere invertir en la economía real, por medio de inversión extranjera directa, se fija en reglas claras y en la fortaleza institucional. Colombia está en mejores condiciones de recibir flujos que otros países.

¿Qué tan seguros son los bonos que emite Colombia?

D.C.: Al ver los precios de los bonos en dólares, el mercado no tiene ningún miedo de que vaya a haber un ‘default’. Ningún país de la región, más allá de Venezuela y de Argentina, tiene ese problema.

El problema son los bonos en moneda local por cuenta del tipo de cambio. Es una de las variables de ajuste en este proceso de desaceleración que se está viendo.

¿Cuáles son los activos con mejores y peores perspectivas?

D.C.: En este proceso de ajuste, la tasa de cambio será clave. Los que mejor van a andar son los bonos en dólares.

Hay inquietud en la economía colombiana por la devaluación. ¿Cuál es el efecto sobre la región?

J.M.: Una de las cosas más interesantes en el caso de Colombia es que el tipo de cambio ha actuado perfectamente para absorber el choque. Un tipo de cambio más débil es positivo para las cuentas fiscales, externas y para la economía.

También, se ven beneficiados sectores como el agro y las manufacturas, que han venido siendo afectados.

¿Es adecuado el nivel de tasa de interés que tiene el Banco de la República?

J.M.: Nuestra visión es que el Banco debería conservar las tasas y creemos que las va a mantener. El asunto es que vimos desde principios del año que el Emisor iba a enfrentar un dilema: un ajuste en el crecimiento y una inflación acelerándose.

El Banco ha sido claro en decirle al mercado que su mandato principal es la inflación.

hecsan@eltiempo.com