Ampliación de Reficar se encareció por planta de propileno

Una planta de propileno elevó el valor del proyecto en US$ 300 millones.

POR:
agosto 31 de 2012 - 12:59 a.m.
2012-08-31

Luego del encontrón entre el ministro saliente de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, y el presidente de la Refinería de Cartagena, Orlando Cabrales, por los costos y el avance de la ampliación de la empresa, se comienzan a conocer varias cifras que explican por qué el proyecto valdrá más de lo previsto.

Fuentes enteradas del proceso señalaron que el presupuesto oficial inicial, aún cuando estaba la suiza Glencore, fue de 3.777 millones de dólares.

Para el presente año el presupuesto del proyecto está en 4.854 millones de dólares, cifra que se mantuvo en la última rendición de cuentas del Ministerio de Minas y Energía.

Pero, ¿cuáles son las razones del aumento? Básicamente radican en que en el transcurso de la iniciativa se propuso construir una planta de propileno que permite hacer sinergias con Propilco, una empresa que es ciento por ciento de Ecopetrol.

En su momento la junta directiva de la petrolera aprobó esta adición porque en lugar de importar este producto a precios internacionales, lo puede surtir directamente a Propilco, a través de Reficar.

La construcción de esta planta cuesta alrededor de 300 millones de dólares.

El segundo aspecto es que aunque la ley exigió entregar a partir del 2013 diésel de 50 partes por millón de azufre (menos contaminante), se cambió a una refinería de alta conversión, capaz incluso de producir diesel de 10 partes por millón.

CONTRATISTA MÁS CARO

Adicionalmente, el contrato original que firmó Glencore con la firma CBI, cuando estaba a cargo del proyecto (lo devolvió a comienzos del 2009) fue pactado en 3.220 millones de dólares, pero hoy está en 3.700 millones de dólares, es decir, que tiene un aumento de 470 millones de dólares.

En otras palabras, el mayor costo del contratista principal, más la planta de propileno asciende a cerca de 770 millones de dólares.

El cuarto tema tiene que ver con la situación internacional, que modificó los costos de los insumos, el material y la infraestructura, entre otros factores.

La auditoría externa que Reficar contrató con la firma Jacobs concluyó que el costo del proyecto es de 38 dólares por barril, precio que se considera económico y competitivo frente a otros proyectos internacionales.

Portafolio intentó comunicarse con el presidente de Reficar, Orlando Cabrales, pero no fue posible su localización.

TUVO UN MAL COMIENZO

La historia de Reficar se remonta a finales del 2005, cuando Glencore ofreció 630 millones de dólares por el 51 por ciento del proyecto, ganándole el pulso a Petrobras.

En el 2006 se constituyó la sociedad Reficar S.A., con un plan original de producir 70.000 barriles diarios de diésel y de gasolina, a partir de del 2011.

Pero en mayo del 2007 el proyecto fue redefinido, la capacidad prevista duplicada y su costo estimado llegó a 2.700 millones de dólares. Desde noviembre del 2008, los consultores contratados para hacer el análisis del proyecto estimaron su valor entre 4.000 y 5.000 millones de dólares, incluyendo todos los gastos y contingencias.

Para el año 2009, analistas locales aseguraron que la caída en los precios internacionales del crudo, la crisis económica y la baja calificación crediticia de Glencore le dificultaron a esta empresa conseguir financiación para el proyecto, por lo cual en ese año el proyecto volvió a manos de Ecopetrol.

Ómar G. Ahumada

Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido