Ampliar portafolio de rutas le dio rentabilidad a EasyFly

Alfonso Ávila, presidente de la aerolínea, explica por qué fue la única compañía en registrar ganancias en junio.

Alfonso Ávila, presidente de EasyFly

Alfonso Ávila, presidente de EasyFly.

Archivo particular

Empresas
POR:
Portafolio
noviembre 29 de 2016 - 09:35 p.m.
2016-11-29

La aerolínea colombiana, EasyFly, de acuerdo con su Presidente, Alfonso Ávila, logró ser la única compañía del sector en presentar resultados positivos en el primer semestre del año.

El balance se debe a que la aerolínea abrió siete nuevas rutas a regiones como la Costa Atlántica o en el departamento de Antioquia, después de perder pasajeros en las zonas petroleras del país. Con eso, EasyFly espera registrar una utilidad mayor a los $ 3.000 millones en diciembre de este año.

Al respecto, Ávila habló con Portafolio sobre los planes que tiene la aerolínea para el próximo año y de sus expectativas de crecimiento, que oscilan entre el 35 y 40 % al cierre del 2017.

¿Cuál es el balance para el 2017 de la aerolínea?


Este año abrimos siete rutas y eso contribuyó a mejorar el volumen de operación de la empresa, y a compensar donde había disminuido el mercado de las rutas petroleras. Allí, el número de pasajeros corresponden al servicio petrolero de zonas como Yopal, Barranca y Neiva.

¿Qué medidas tomaron para enfrentar esa crisis por el petróleo?

Los precios del petróleo no solo afectaron el presupuesto del país, sino también a las aerolíneas. En el caso de EasyFly, en esas tres rutas que nombré había un volumen de pasajeros muy importante que trabajan en decenas de empresas que prestaban servicios petroleros y eso disminuyó. Pero el modelo de la compañía le permitió, coger esos aviones que estaba utilizando y llevarlos a otros sitios y con eso abrimos siete nuevas rutas: una en la Costa Atlántica, una de Bogotá a Ibagué y abrimos cinco más en Antioquia.

¿Con eso, los pasajeros de EasyFly aumentaron?

La aerolínea va bien. En el informe financiero, presentado por la Aerocivil en el mes de junio, donde hay un comparativo de todas las aerolíneas, EasyFly fue la única aerolínea que mostró resultados positivos a junio de este año. Naturalmente para diciembre, tenemos prevista una utilidad de cerca de $ 3.000 millones, que en un periodo difícil, tener utilidad ya es un logro importante. Pues, para el primer semestre las pérdidas del sector fueron de cerca de $ 459.000 millones.

¿Cómo se ven ustedes frente a las aerolíneas de bajo costo como Viva Colombia y nuevos jugadores como Wingo y modelo económicos para destinos nacionales como Latam?

Nosotros tenemos un modelo de negocio bastante distinto de las aerolíneas tradicionales. EasyFly es una empresa que tiene un mercado diferente, es decir que volamos a sitios donde la densidad del mercado no es tan alta. Segundo, hacemos algo que otras aerolíneas no hacen con frecuencia, y son los vuelos directos. Por ejemplo, nosotros ofrecemos la única ruta directa en Bucaramanga y Cartagena.

Los mercados también son distintos. Por ejemplo, nosotros viajamos a Quibdó donde vuelan aerolíneas que tienen aviones con menos capacidad que nuestra flota. La filosofía de EasyFly la constituyen tres elementos: el cumplimiento de los itinerarios, el número de opciones y las buenas tarifas.

¿Cuáles son las expectativas para el próximo año?

Tenemos un plan interesante, para el 2017 esperamos crecer entre un 35 y un 40 %.
Vemos una buena posibilidad porque hay un comportamiento en el mercado colombiano, que está pasando en Brasil y es la migración de los pasajeros de los buses al transporte aéreo. Y hay una razón elemental, es que los precios son más competitivos lo que también ha ayudado a generar las aerolíneas de bajo costo. Vamos a aumentar la oferta en un 30% el próximo año y esperamos crecer a ese mismo ritmo.

¿A dónde piensan abrir esas nuevas rutas?

Uno de los destinos que vamos a habilitar, por ejemplo, que está creciendo de forma importante es Bahía Solano, Acandí y sitios que nos está pidiendo la ciudadanía que es Manizales, un servicio entre Yopal y Medellín, donde no hay servicio aéreo. Hay una ruta importante, que es más bien étnica que es entre Cartagena y Montería y otra entre Barranquilla y Montería.

¿Han estudiado la posibilidad de abrir EasyFly a destinos internacionales?

Tenemos un plan bastante ambicioso, donde vamos a hacer vuelos internacionales orientados a los países limítrofes, como Ecuador.

Y vamos a llegar a Panamá desde Montería, que es una ruta completamente nueva, que es otra de las características de nuestra compañía, llegar a lugares donde las aerolíneas tradicionales no llegan e ir a destinos donde no ha habido ningún operador.

UN PROYECTO DE EXPANSIÓN EN ECOTURISMO 

Uno de los principales mercados para EasyFly es el sector corporativo, pues representa el 82 % de sus pasajeros, según el Presidente de la compañía. Sin embargo, la aerolínea está trabajando en un proyecto en el que quiere apostarle a fomentar zonas turísticas que tienen atractivos ecológicos como Caño Cristales, ubicado en el departamento del Meta y conocido como el único río del mundo con siete colores.

“Queremos abrir una ruta para el próximo año. Ya nos aprobaron el trayecto y estamos esperando a terminar de ajustar los temas regulatorios y logísticos para atender esta zona”, dijo Alfonso Ávila, presidente de EasyFly.

Con ese objetivo, la aerolínea espera abrir, durante el 2017, rutas a Bahía Solano, Acandí, Caño Cristales, Yopal, Montería y Corozal.

“Esperamos que con estos nuevos destinos, los pasajeros turísticos crezcan, así como los interesados en ecoturismo”, concluyó Ávila.

María Camila González
marola@eltiempo.com