El AMX-1, el cable de Claro más potente de Latinoamérica

De acuerdo con la compañía, unos 30 millones de clientes en Colombia se beneficiarán con este nuevo cable. Su anillo de fibra óptica será utilizado para cubrir la demanda de internet 4G en servicios móviles e internet de alta velocidad en servicios fijos.

El AMX-1, el cable de Claro más potente de Latinoamérica

Archivo Portafolio

El AMX-1, el cable de Claro más potente de Latinoamérica

Empresas
POR:
abril 15 de 2015 - 01:13 a.m.
2015-04-15

La compañía de telecomunicaciones Claro Colombia puso este martes en servicio el cable submarino de fibra óptica de mayor capacidad de Latinoamérica, que permite al país aumentar unas 50 veces su capacidad de conexión digital con el mundo.

El cable AMX-1, de 17.500 kilómetros de longitud por el mar Caribe, comienza y termina en Colombia pero tiene conexiones a tierra en Brasil, República Dominicana, Puerto Rico, Guatemala, México y Estados Unidos, ofreciendo una mayor disponibilidad de servicio de internet en el país.

El presidente de Claro Colombia, Juan Carlos Archila, detalló que el cable puede soportar 846 millones de llamadas simultáneas, transmitir 53 millones de imágenes o bajar 2,2 millones de canciones en un segundo.

“El cable AMX-1, tendido en el lecho marino del Caribe, permitirá a Colombia aumentar 50 veces su capacidad de conexión digital con el mundo”, subrayó el empresario quien agregó que la inversión total asciende a unos 500 millones de dólares.

El anillo de fibra óptica será utilizado para cubrir la demanda de internet 4G en servicios móviles e internet de alta velocidad en servicios fijos.

Archila destacó que con la entrada en servicio de este cable, Colombia puede desarrollar otros frentes como la educación, el teletrabajo y la telemedicina.

“Unos 30 millones de clientes en Colombia se beneficiarán con este nuevo cable y su capacidad”, añadió Archila al referirse a los beneficios que le traerá a Colombia este anillo submarino que fue inaugurado en el corregimiento de Salgar, que pertenece al municipio de Puerto Colombia, cercano a Barranquilla.

Por su parte, el ministro de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) de Colombia, Diego Molano, destacó el papel de Claro, filial del grupo América Móvil, del mexicano Carlos Slim, y dijo que las inversiones que han hecho en Colombia “son de largo plazo, no son inversiones golondrina”.

Agregó que con la puesta en marcha de este cable submarino el país se beneficiará porque más gente, en especial los niños, tendrán acceso a la información de la red y eso ayudará a cerrar la brecha digital y a lograr mejor oportunidades de igualdad y de educación.

En opinión de Molano, el cable submarino es “la verdadera autopista de la información” y ningún colombiano tiene nada que envidiarle a otros países en materia de conexión a través de este sistema.

Destacó igualmente que con este se completan nueves cables submarinos de fibra óptica que llegan al país, ocho de ellos por el Caribe, y uno por el Pacífico.

El gerente de mercado de Claro, Andrés Cuervo, subrayó la fiabilidad del cable porque aún en las condiciones más extremas lo que se mueva por la fibra siempre tendrá continuidad ya que el sistema tiene los respaldos que así se lo permiten.

“Internet no admite cortes. Funciona cada segundo de las 24 horas”, expresó Cuervo.

EFE