‘Tenemos mucho por aprender’: SAC

En los temas de comercio y financiamiento, el sector agropecuario del país está logrando avances significativos aunque falta revisar algunos aspectos, aseguró Rafael Mejía, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC).

POR:
febrero 23 de 2013 - 12:42 a.m.
2013-02-23

Las estrategias utilizadas por los gobiernos para lograr un mayor cubrimiento en los sistemas de comercialización y de crédito para el sector rural serán los temas del primer Congreso Internacional de Financiamiento y Comercialización Agropecuaria (Fyca).

El evento, que se realizará del 28 de febrero al primero de marzo en el Hotel Hilton, de Cartagena, lo organizaron la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC); el diario Portafolio, de EL TIEMPO Casa Editorial, y la Bolsa Mercantil de Colombia (BMC).

Acerca de estos temas, Rafael Mejía, presidente de la SAC, consideró que hay mucho que aprender de las experiencias de los países invitados al evento, como México, Perú, Brasil, Argentina y Chile.

¿Cómo está hoy el sector agrario del país?
No debemos dejar de recordar que la línea de pobreza del sector rural está en el 57 por ciento y la del urbano está en 34 por ciento, mientras que la indigencia es del 23 y 9 por ciento, respectivamente.

En cuanto a lo productivo, los cambios han sido considerables, pues mientras en la década de los años noventa el 52 por ciento de la producción era de ciclo corto y dedicaba unas 2,4 millones de hectáreas, esta cifra se redujo (hoy) a 1,5 millones.

¿Cúal ha sido la tendencia?
Los cultivos permanentes (caucho, forestales, cacao, palma, entre otros) se han incrementado del 27 al 42 por ciento en área, y ocupan más de 1,7 millones de hectáreas en el período anotado.

¿En cuanto al crédito, cómo es su tendencia?

El crédito rural total en Suramérica es del 8 por ciento, mientras que en Colombia es del 3,8 por ciento. Por otro lado, sí ha crecido, por ejemplo, en más del 20 por ciento entre 2011 y 2012, gracias a los esfuerzos de Finagro, el Banco Agrario y de algunos bancos privados que han ingresado al sistema de crédito agropecuario.

¿Hay experiencias exitosas en la banca privada?

Como las del BBVA, Bancolombia, Bogotá y Davivienda; están apostándole recursos propios para prestar a los productores; también, con recursos redescontados de Finagro. Al sector lo están viendo como diverso en rentabilidad, crecimiento y en riesgo.

¿Dejó de ser de alto riesgo para el sistema financiero?

Se está dando ese proceso, ayudado por muchos instrumentos financieros de la Bolsa Mercantil, como los forwards y otros administrados por Finagro, como las garantías (FAG) y los seguros agropecuarios.
Estos terminan por dar más tranquilidad al sector financiero.

¿Los bancos tiene intereses en algunos subsectores?

Analizan los desarrollos productivos en el campo, a la par con el comportamiento de su cartera, para equilibrar sus colocaciones.

¿Qué puede hacerse con la cartera de las empresas con el sector agrario?

Se busca integrar estas carteras, teniendo en cuenta que en el sector financiero pueden beneficiarse con bajas tasas de interés, subsidios y garantías.

Las instrumentos de la Bolsa Mercantil son populares?

Todavía están en el proceso de aprendizaje entre los productores y compradores, lo mismo que como garantía ante los bancos.

¿Se está haciendo algo por reducir los eslabones en la cadena de comercio?

Teniendo en cuenta que en Colombia se comercializan unas 82.000 toneladas diarias, de las que se estima unas 20.000 se pierden por mal manejo. La SAC está analizándose cada uno de los aspectos, desde que se cosecha una fruta hasta que llega a manos del consumidor final.

La homologación de los pesos y medidas hace parte de los programas, todo esto, con el fin de reducir las pérdidas.
Para lograrlo, daremos capacitación en todas las centrales de abastos del país.

Si no hay estándares para el comercio local, ¿lo tenemos claro para exportar?

Precisamente, para esto organizamos el Congreso Internacional de Financiamiento y Comercialización Agropecuaria (Fyca), buscando intercambiar esas experiencias en cuanto al comercio y el financiamiento.
Es importante que los interesados nos acompañen en el evento, pues es fundamental para dar otro paso a la modernización del sector rural.

Juan C. Domínguez / Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido