Qué hacer para un ‘aprobado’

Para la aprobación de un crédito hipotecario existen condiciones que debe cumplir quien lo solicita. Aquí algunas.

A la hora de solicitar el crédito es importante que el formato no tenga enmendaduras y que los documentos estén completos.

Archivo Portafolio

A la hora de solicitar el crédito es importante que el formato no tenga enmendaduras y que los documentos estén completos.

Empresas
POR:
octubre 27 de 2014 - 12:45 a.m.
2014-10-27

Tener la aceptación de la solicitud del crédito es empezar a cumplir el sueño de tener vivienda propia. Con él se hace el cierre financiero para todas las familias colombianas que quieren progresar. Estas son algunas recomendaciones para lograrlo.

NO TEMA PREGUNTAR 

La asesoría de la entidad siempre será clave para disipar dudas. El Banco de Bogotá, por ejemplo, tiene una plataforma de atención a los clientes de crédito de vivienda con especialistas para este fin.

PASADO FINANCIERO 

Los bancos estudiarán su capacidad de pago. Allí se verificarán varios aspectos como el historial financiero, que incluye si ha tenido o no reportes a las centrales de riesgo.

SOLO O GRUPO FAMILIAR 

En la solicitud se pueden sumar cónyuge o compañero permanente, padres, hijos, ente otros, con sus ingresos. La capacidad de pago de todos amplía las posibilidades. Se revisará la vida financiera de cada uno.

LA EDAD ES IMPORTANTE 

Para acceder al crédito se contemplan edades entre los 18 y 70 años, por lo general.

INGRESOS MÍNIMOS 

Tres salarios mínimos mensuales.

AYUDAS Y SEGUROS  

El Gobierno ha creado un incentivo para compra de vivienda nueva denominado ‘cobertura en tasa’, en este una parte de los intereses que se pagan en la cuota del crédito, la aporta el Gobierno, por los primeros siete años.

Una vez aprobado el crédito hay que tener en cuenta que este será respaldado por dos seguros: uno contra incendio y terremoto, que se paga mensualmente con la cuota; y otro adicional, de vida, por el valor del crédito, que en caso de muerte del responsable del crédito, las cuotas faltantes quedarán pagadas, lo que permite una protección del patrimonio familiar.