El precio base de Propilco sería de dos billones de pesos

La empresa es propiedad de Ecopetrol. La petrolera invertirá el dinero obtenido para financiar su plan de inversiones.

Ecopetrol

Ecopetrol recibió la aprobación del Consejo de Ministros. Firmas petroquímicas de Brasil, México, Arabia Saudita y Suramérica están interesadas en la empresa. Negocio tardaría unos seis meses.

Archivo Portafolio.co

Empresas
POR:
Portafolio
junio 14 de 2016 - 08:55 a.m.
2016-06-14

El Consejo de Ministros aprobó la venta de Polipropileno del Caribe (Propilco) por parte de Ecopetrol. El precio rondaría los dos billones de pesos, que es el mayor monto señalado por las diferentes estimaciones acerca de su valor.

Portafolio pudo establecer que esa valoración estuvo a cargo del banco BNP Paribas y que ya hay petroquímicas de Brasil, México, Arabia Saudita y Suramérica interesadas en Propilco, cuya marca comercial es Esenttia.

La petrolera compró Propilco por 1,2 billones de pesos (688 millones de dólares de la época) en el año 2007 al Grupo Santodomingo y la vendería por dos billones de pesos (690 millones de dólares, al cambio del viernes pasado). (Lea más sobre los planes de la compañía)

La petroquímica ha arrojado dividendos de unos 300.000 millones de pesos a partir de entonces con una Tasa Interna de Retorno (TIR) de un 10 por ciento. El margen Ebitda de Propilco es de 15 por ciento, mientras que el de Ecopetrol llega a 37 por ciento.

La venta de la petroquímica hace parte de la estrategia de la petrolera para desinvertir en activos que no son estratégicos, es decir, aquellos que no tienen que ver con exploración y producción.

Ecopetrol, que ha adoptado una estrategia de gastos (Opex) e inversiones (Capex) exitosa, no lo es tanto en desinversiones, pues se tiene que ceñir a los requerimientos de la Ley 226 de 1995, mediante la cual debe pedir la autorización al Gobierno Nacional.

A partir de ahora, se espera que el Ministerio de Hacienda emita el decreto de venta con el precio a más tardar a finales de este mes. Se calcula que se tome otro mes para hacerle la oferta al sector solidario, el cual tendrá dos meses para ejercer su derecho a compra.

Después, la compañía se tomará otro mes más para preparar la oferta al público en general y a las empresas interesadas.

Es por esto que Ecopetrol no espera que el negocio se concrete sino hasta finales de este año o a comienzos del 2017.

La participación accionaria directa e indirecta de Ecopetrol en Propilco asciende a 414’649.961 de acciones ordinarias (equivalentes al 100 por ciento de las acciones suscritas y pagadas).

En el primer trimestre de este año, Propilco, que comercializa polipropileno, masterbatch y polietileno, registró ventas por 514.000 millones de pesos y una utilidad neta de 73.000 millones de pesos, de acuerdo al balance de Ecopetrol.

La junta directiva de Ecopetrol aprobó la venta de la petroquímica desde enero pasado con el objetivo de focalizarse en los negocios de producción y exploración, en momentos en que los flujos de caja y las ganancias son pocas para las empresas petroleras a nivel mundial.

Para ese momento, la petroquímica era la mayor productora de resinas de la zona andina, Centroamérica y el Caribe, con presencia en países como México, Brasil, Perú, Ecuador, Guatemala, Costa Rica y algunas naciones europeas.

Javier Genaro Gutiérrez, presidente de Ecopetrol de la época, destacó que la estrategia de la empresa por los próximos años era, además de las tareas exploratorias y de producción, un plan para transformar el petróleo y el gas en productos con mayor valor agregado y mejores cotizaciones, como el polipropileno.

Pero con el paso de los años, diversos analistas del sector han opinado que la adquisición de Propilco fue un error, por lo que su venta es un acierto.

Un experto en temas de energía aseguró que la compra de Propilco fue desde el comienzo una equivocación, ya que desvió a la petrolera de su función y negocio principal para invertir en procesos de petroquímica.

“Vender a Propilco es un acierto. Ecopetrol es una compañía pequeña con gran dominio del sector público que no puede meterse en negocios en los que no tiene competencia”, añadió el analista.