Apuesta textil por países de la Alianza del Pacífico

La Alianza del Pacífico, será beneficiosa y facilitará la comercialización, dicen los empresarios de la industria textil, pero ven imposible penetrar en Asia, uno de los objetivos de la alianza.

Ayer continuaba la feria de Colombiatex de las Américas, en Medellín, con muestras de varios países.

David Sánchez / EL TIEMPO

Ayer continuaba la feria de Colombiatex de las Américas, en Medellín, con muestras de varios países.

POR:
enero 23 de 2014 - 04:17 a.m.
2014-01-23

Consultado en medio de la feria Colombiatex, el presidente de Inexmoda, Carlos Eduardo Botero, ve muchas ventajas de la Alianza y subraya que ya hay competencia con esos países, pues con ellos hay acuerdos bilaterales desde hace años.

Boris Schwartzman, gerente Comercial de CIA Industrial Nuevo Mundo de Perú, afirmó que “interesan más los tratados y la eliminación de aranceles en la región que la Alianza del Pacífico”.

Perú tiene hoy cero aranceles con Colombia.

Digna Retamal, gerente de DPG Industrial, de Chile, dice que la Alianza les hará más competentes porque Colombia tiene una gran oferta pero, aún así, “es muy complicado entrar en mercados como el asiático puesto que su mano de obra es muy barata y su industria está muy protegida. Hay que potenciar más a América y no comprarles a los chinos”.

En la misma línea, Ángel López, gerente de ventas de R-5, México, dice que en Latinoamérica se hacen buenas cosas “consiguiendo que las empresas estadounidenses y europeas consuman nuestros productos. Por lo que respecta al mercado de Asia, están demasiado avanzados como para hacerles frente”.

COMPLEMENTARSE, UNA DE LAS CLAVES

El presidente de Inexmoda, Carlos Eduardo Botero, cree que hay que buscar complementariedades entre países para fortalecer la industria.

“Somos fuertes en ropa interior, en vestidos de baño. México, en materias primas para estos. Chile, en telas de lana que Colombia ya no produce y Perú es muy fuerte en tejido de punto”.

Inmaculada Iglesias

Enviada especial de EL TIEMPO

Medellín.

Siga bajando para encontrar más contenido