Argos compra activos de Lafarge en Estados Unidos

La operación fue US$760 millones incluye cinco terminales férreos y una marítima.

Archivo Portafolio.co

Argos

Archivo Portafolio.co

POR:
mayo 13 de 2011 - 05:16 a.m.
2011-05-13

Aunque desde hace cerca de un quinquenio Argos tiene plantas en ese país, no contaba con factorías de cemento, producto que se usa para elaborar concreto, sino que lo importaba de Colombia y sus plantas en otros países de Centroamérica y el Caribe.
El presidente de Cementos Argos, José Vélez Cadavid, dijo que la adquisición de la nueva operación es consecuente con la estrategia de diversificación de ingresos y riesgo planteada hace algunos años por Argos y que es de largo plazo.
Con la adquisición del paquete de activos, que espera concretar a finales de este año, la capacidad instalada de Argos en Estados Unidos alcanzaría 3,2 millones de toneladas de cemento y 10 millones de metros cúbicos de concreto al año. Además, quedaría con una capacidad instalada total, en el mundo, concretamente en América, de 16 millones de toneladas de cemento y 14 millones de metros cúbicos de concreto también anuales.
Argos también se convierte en el segundo productor más grande de cemento del sureste de Estados Unidos e, igualmente, llega a ser el cuarto productor más grande de concreto de esa nación y uno de los líderes en el negocio de concreto de Atlanta, Dallas y Houston, centros urbanos del sur del país.
Según Vélez, los activos adquiridos generan actualmente ingresos anuales por 284 millones de dólares pero, al 2015, cuando se consolide la recuperación del negocio de la construcción y en general de la economía estadounidense, junto a los que ya poseen en ese país, deben ser del equivalente a la operación colombiana, que es de unos 1.600 millones de dólares anuales, y representar el 30 por ciento de las ventas totales de la compañía.
Para esta operación, Argos sólo se endeudará en 200 millones de dólares de un crédito puente del HSBC porque los 560 millones de dólares restantes ya los tiene en caja y provinieron de venta de activos no necesarios para la operación como terrenos, máquinas y títulos valores, entre otros.
En concepto de Vélez, no los asusta, como lo ha manifestando desde antes, que el mercado de la construcción en EE. UU. no levante cabeza o se haya demorado en recuperarse más de lo previsto, porque la apuesta es a largo plazo. “Aunque a Estados Unidos entramos en un momento de auge económico preveíamos que una crisis venía y la operación en otros países y Colombia nos permite amortiguar el impacto”, dijo.
Agregó que Estados Unidos también sigue siendo la economía más grande del mundo, cuenta con alta estabilidad jurídica y vive un momento oportuno para hacer adquisiciones por los buenos precios. “También se viene la renovación de la infraestructura vial, férrea y portuaria porque, a pesar, de su modernidad, aún no está al nivel de Europa o de varios países asiáticos, y eso son grandes oportunidades para vender cemento y concreto”, añadió.
La compañía igualmente observa que los inventarios de vivienda están cayendo en Estados Unidos tras la crisis inmobiliaria y se empiezan a necesitar la construcción de nuevas viviendas.

Aunque Argos no alcanza ni tres por ciento del mercado de concreto y cemento en Estados Unidos con esta movida, tiene plantas en una zona de alto crecimiento de ese país y 25 por ciento del mercado del suroriente, que es muy próspero, y también es jugador relevante en Texas, un estado del tamaño de muchos países.

Siga bajando para encontrar más contenido