Argos invierte 232 millones de euros en cementera

La colombiana compra 53,3 % de la firma Lafarge Cementos y así llega a una producción anual global de 17 millones de toneladas.

Jorge Mario Velásquez, presidente Argos.

Archivo Portafolio.co

Jorge Mario Velásquez, presidente Argos.

POR:
septiembre 04 de 2013 - 12:25 a.m.
2013-09-04

Por un monto de 232 millones de euros, la cementera colombiana Argos firmó un acuerdo de compra del 53,3 por ciento de la firma Lafarge Cementos, de Honduras.

La operación de la cementera en ese país se convierte en la más grande en Centroamérica y el Caribe, donde tiene presencia directa en nueve países y territorios insulares.

La adquisición de Argos en Honduras incluye una planta cerca de la capital del país (Tegucigalpa) y una estación de molienda con una facilidad portuaria sobre el océano Pacífico.

Dichas plantas atienden cerca del 53 por ciento de la demanda hondureña de cemento. Para el pago de las adquisiciones de los activos, Argos usará parte de los 880 millones de dólares que obtuvo por una emisión de acciones preferenciales que realizó en el primer semestre.

Según lo indicó Jorge Mario Velásquez, presidente Argos, la empresa de Honduras en el 2012 vendió aproximadamente 130 millones de dólares. Los activos están estratégicamente localizados a 105 km de Tegucigalpa y 150 Km de San Pedro Sula, áreas que concentran una muy buena parte de la actividad constructora.

El directivo agregó que las proyecciones con Lafarge Cementos son muy positivas, porque esperan alcanzar un Ebitda de 65 millones de dólares al año.

“Esta adquisición refuerza nuestra presencia en la regional Caribe, en donde representará un 67 por ciento del Ebitda de la regional, que aumenta a 162 millones de dólares. De esta manera, esperamos continuar fortaleciendo la posición de mercado y el liderazgo en la región”, anotó Velásquez .

Cementos Argos aclaró que quiere contar con los socios locales, pues ellos aportan y potencializan el negocio, “especialmente en casos como este, donde es un inversionista institucional, con vinculación a la empresa por más de 20 años y con amplio conocimiento del país.

Su presencia fortalece nuestra tarea de potenciar la empresa e integrarnos a su cultura y a su gente”, dice el presidente de Argos.

Y es que el 45,9 por ciento corresponde al fondo privado IPM de Honduras (Instituto de Previsión Militar): agencia autónoma y financiera de créditos, pensiones y jubilaciones de todas las ramas militares, mientras el 0,9 por ciento restante corresponde a accionistas minoritarios.

Tras la operación, Argos se consolida como el quinto productor de cemento más grande de América Latina, con presencia en 13 países y territorios insulares, con una capacidad total anual de 17 millones de toneladas de cemento.

La compañía escogió a Colombia, Centroamérica, el Caribe y parte de EE. UU. como mercados estratégicos por tres razones principales: es una zona con un balance de economías de distinto nivel de desarrollo, donde los ciclos económicos no son coincidentes; porque en la mayoría de los casos existen fundamentales demográficos y de ne,cesidades de construcción que soportan crecimientos de largo plazo, y es una zona donde puede aprovechar las sinergias logísticas.

EL MERCADO LOCAL UN NICHO EN PLENO CRECIMIENTO

El presidente de Argos, Jorge Mario Velásquez, dijo que la competencia en el mercado local es bienvenida.

¿Por qué en el caso de Colombia se ve la creación de cementeras por parte de nuevos jugadores mientras que las grandes prefieren ampliar capacidad?

Es un reflejo y respuesta clara de la industria, de la libre empresa, a la confianza futuro de la nación; usted no solo ve el aumento consumo en el país, sino que se duplicado.

Colombia pasó hace menos de seis años de consumir 5,1 millones de toneladas anuales de cemento a 11 millones en 2012.

Sin embargo, las proyecciones son mayores y responden a la perspectiva de crecimiento de la economía interna.

Lo que viene en infraestructura es muy importante porque, entre otros, la cuarta generación de concesiones, más el resto de 32 proyectos, los corredores de competitividad, la renovación de aeropuertos y de puertos, y el sector eléctrico son algunos ‘drivers’ en los que los empresarios creemos.

Solamente Argos está elevando un millón de toneladas la capacidad instalada local, es decir, un 10 por ciento de la actual, para atender el crecimiento del mercado de cemento y concreto que se viene.

¿Cómo afrontan los nuevos competidores locales?

Esperamos que las nuevas plantas tengan los mismos estándares y cumplimento de normas ambientales que tienen las compañías grandes del país.

Vemos con buenos ojos la libre competencia y estamos preparados.

De la misma manera que invertimos en el manejo ambiental, estamos seguros que sea el mismo rasero. Aún estamos focalizados en mejorar la propuesta de valor, ampliarla, complementar la red de distribución y productiva, y prestar mejor servicio.

Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido