Argos invierte en nueva línea de producción

Son US$ 450 millones para la ampliación de la capacidad instalada en la planta de Sogamoso (Boyacá). Así, la cementera sumará 2,3 millones de toneladas anuales.

El proyecto será financiado, en su mayoría, con generación interna de fondos.

Archivo particular

El proyecto será financiado, en su mayoría, con generación interna de fondos.

Empresas
POR:
septiembre 15 de 2014 - 11:54 p.m.
2014-09-15

El fortalecimiento institucional y regulatorio para la infraestructura, los proyectos de cuarta generación (4G) por más de 25 billones de dólares y la destinación de más recursos para vivienda potenciarán el consumo de cemento y, por eso, Argos le apostará a producir más.

Para ello, destinarán 450 millones de dólares en una nueva línea de producción en la planta de Sogamoso (Boyacá) que, según Jorge Mario Velásquez, presidente de la compañía, entrará en operación en el 2018.

Algo para resaltar es que permitirá ampliar en 24 por ciento la capacidad instalada en Colombia.

El directivo también destacó la cercanía a Bogotá, que ofrecerá una oportuna atención al mercado del centro del país, el cual representa el 70 por ciento de la demanda de cemento, con un crecimiento anual de 7 por ciento.

Igualmente, reiteró la importancia de los proyectos de infraestructura 4G en esta zona, que participa con el 80 por ciento de la inversión.

A esto le agregó el crecimiento de 10 por ciento en las licencias de construcción de vivienda en Bogotá en junio pasado, que representaron el 34 por ciento de lo aprobado en el país, lo que también da cuenta del potencial.

APORTE MEDIOAMBIENTAL

A las cifras del negocio, Velásquez le sumó el aporte sostenible, ya que “tras la construcción de la nueva línea de producción se logrará una alta eficiencia en las operaciones y, adicionalmente, beneficios ambientales por la implementación de tecnología de punta”.

De hecho, permitirá hasta un 40 por ciento de sustitución de combustibles fósiles por alternativos; incluso, comparada con el estándar, esta planta consumirá 24 por ciento menos de agua y 18 por ciento menos de combustibles.

Además, estará un 67 por ciento por debajo de los límites de emisión de material articulado de la regulación nacional.
Estos anuncios para el país se complementan con la rentabilidad de las operaciones en Centroamérica y el Caribe, que siguen en alza.