Argos, ocupado con obras de hidroeléctricas y refinerías

Tomás Restrepo, vicepresidente regional en Colombia de Cementos Argos, prevé un incremento de 9% para la compañía al cierre del año y destaca, al lado del repunte de la infraestructura, un crecimiento en la vivienda.

Argos, ocupado con obras de hidroeléctricas y refinerías

Archivo Portafolio.co

Argos, ocupado con obras de hidroeléctricas y refinerías

POR:
octubre 20 de 2012 - 05:05 p.m.
2012-10-20

El consumo de cemento sigue en la senda ascendente en Colombia; en parte, por la dinámica de las obras de infraestructura, que, a pesar de los inconvenientes, poco a poco retoman su curso.

Así lo anunció Tomás Restrepo, vicepresidente de la regional Colombia de Cementos Argos, quien –además– advirtió estabilidad en la dinámica de la construcción de vivienda.

“Esto nos llevará a crecer cerca de 9 por ciento al cerrar el 2012”, dijo el directivo, quien habló de otras expectativas de la compañía.

Usted habla de mejoría en infraestructura, pero la queja por el rezago es recurrente, ¿qué opina?

Hay mucho por hacer, pero ya se comienzan a ver obras, especialmente en hidroeléctricas y refinerías.

Sin duda, los inconvenientes que existen nos afectan. Por ejemplo, la falta de vías y las secuelas de la reciente ola invernal hacen que el transporte del cemento sea lento, lo que impacta los fletes.

No poder llevarlo rápidamente y tener que optar por desviaciones de la ruta original, los ha incrementado hasta 16 por ciento.

Varios indicadores del mercado de vivienda han caído, ¿cómo ve la dinámica?
Mantiene un ritmo aceptable. Los macroproyectos sociales van bien y el programa de las 100 mil viviendas prioritarias gratis ha dinamizado el mercado. Sin embargo, algo que debemos monitorear es la evolución del consumo del producto para autoconstrucción a través de bultos, que representa 70 por ciento de lo que se comercializa, pero que este año ha disminuido.

¿Qué impacto tiene el cemento en los precios de la vivienda, que actualmente son muy altos?

Si miramos las cifras desde el 2002 hasta la fecha, los precios del insumo han disminuido.

Además, realmente, este solo pesa entre 5 u 8 por ciento en el valor de una vivienda. El verdadero problema, por ejemplo, en el caso de Bogotá, es la falta de suelo, que sí los incrementa.

Ya que hablamos de precios, ¿cree que haya amenaza de burbuja?

Se ha hecho mucho ruido con el tema; sin embargo, estamos lejos de que exista una burbuja inmobiliaria.

Más bien, podríamos hablar de que la vivienda se está valorizando.
¿Qué inversiones recientes destaca?

Podemos destacar los 167 mil millones de pesos en la planta de Rioclaro (Antioquia), con la cual esperamos incrementar la capacidad de producción.
A esta debemos agregarle las de Nare y Cairo, también en ese departamento, con las que queremos apostarle a los negocios en el centro del país.

Finalmente, ¿cuáles son las proyecciones de la compañía?

Estamos seguros de que el mercado crecerá en los próximos años y esto impulsará, aún más, los negocios e inversiones.

Nuestros análisis nos permiten ir más allá y presagiar que el consumo de cemento hacia el 2015 crecerá 19 por ciento.  

Gabriel E. Flórez G. / Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido