Artesanías tras el gancho del origen

En medio la lucha por la conquista de consumidores exigentes, los cafeteros y los artesanos de Colom

POR:
diciembre 26 de 2010 - 07:56 p.m.
2010-12-26



 


En el país, pocos artículos gozan de este beneficio y varios quieren seguirle los pasos al “Café de Colombia”, que en el 2005, fue el primero que obtuvo la denominación de origen. En el 2007 fue para la cholupa del Huila, y en junio de este año se otorgó a la cestería en rollo de Guacamayas, Boyacá. En el 2010 se concedió a la cerámica negra de la Chamba y a las artesanías de Ráquira.
En la Superindustria la lista de solicitudes en trámite es larga. Aparecen productos como el Queso del Caquetá, el Agua del Macizo Colombiano, el Clavel de Colombia, el Queso Paipa, la Rosa de Colombia y el Crisantemo de Colombia.
A este listado se suma 'la ofensiva' emprendida por artesanos de varias regiones, gracias a la gestión de Artesanías de Colombia. Entre los que están pidiendo la denominación de origen están la Tejeduría Wayuú, la de San Jacinto y la Zenú; el Sombrero Aguadeño, la Cerámica Ráquira y la técnica del barniz de Pasto llamada Mopa-Mopa.
Alexander Parra, profesional de Desarrollo de Artesanías de Colombia, explica que se busca proteger la propiedad intelectual de los artesanos y de que la gente esté realmente convencida que el producto que compra es auténtico y no copias mal hechas o no autorizadas.

 

 



La SIC otorga el beneficio este sello habla bien de los productos elegidos

En el país, la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) otorga este reconocimiento. El superintendente, José Miguel de la Calle, explica que sólo los productores, fabricantes o artesanos autorizados y que tengan sus establecimientos en la región designada, pueden usar la expresión “denominación de origen”. Esta herramienta legal trae ventajas, ya que el productor provee a su cliente de un sello de calidad y de un mensaje que relaciona el producto con una historia.

Siga bajando para encontrar más contenido