‘El futuro de Ecopetrol no se parece al pasado’

Estudiarán si accionistas minoritarios pueden tener otro delegado. Juan Carlos Echeverry, dice que se centrarán en exploración y explotación. 

Ecopetrol

Este era el aspecto del recinto de Corferias al inicio de la asamblea de la petrolera.

Rodrigo Sepúlveda

Empresas
POR:
pedro vargas
marzo 31 de 2016 - 10:00 p.m.
2016-03-31

Mucho ha cambiado en pocos años la asamblea ordinaria de accionistas de Ecopetrol. De los inversionistas minoritarios exigiendo los estados financieros en Ipads para ir acordes con la modernidad, inversiones en energías renovables, mejores regalos, refrigerios y hasta pedir trabajo para algún familiar, se pasó a la discusión de este jueves por el tinto y la galleta, por el número de auxiliares que ayudaban en logística, y por la cantidad de avisos, entre otras cosas.

Fue una asamblea austera como lo había previsto la compañía, sin dividendos, sin regalo, ni bolsa, ni refrigerio, ni subsidio de parqueadero, en el espacio a ocupar en Corferias, pero fue aún más austera en la asistencia de accionistas, pues de los 4.000 que se esperaban solo llegaron 2.087, muy lejos de los casi 15.000 de hace solo cuatro años.

Y aunque afuera hacía un día típico bogotano frío y nublado, dentro del recinto semivacío el ambiente estaba caldeado. En medio de todo el negativismo por las pérdidas (3,9 billones de pesos) y la no repartición de dividendos, lo único que no fue austero fueron los buenos augurios del presidente de Ecopetrol, Juan Carlos Echeverry, sobre el presente y el futuro de la compañía.

Desde que se bajó de su carro afuera del recinto en atuendo de trabajo, camisa blanca, jeans y botas petroleras, Echeverry comenzó a explicar que los ahorros y recortes necesarios ya se habían hecho (2,2 billones de pesos), que se excusaba por la pérdida de valor de la acción, que no hubiera dividendos, por un presente que no luce bien, pero que el futuro es promisorio pues la acción ya subió 500 pesos en lo corrido del año, los precios del petróleo ya se empezaron a recuperar y unos bancos extranjeros ya le recomendaron a los inversionistas internacionales, “los que mueven el precio de la acción”, que Ecopetrol era una empresa confiable para invertir, y que él, también accionista, no iba a vender sus títulos.

Para este año se enfocará en la exploración y explotación de petróleo y gas y se trabajará en el mediano plazo en ampliar la recuperación secundaria de los campos del 18 por ciento al 23 por ciento (cada punto porcentual equivale a unos 500 millones de barriles de crudo), porque el objetivo es no solo encontrar más crudo, sino que el que ya se sabe dónde está se pueda sacar a la superficie.

El mensaje de Echeverry de que la junta directiva de la empresa estaba “sudando petróleo” para poner por el camino correcto a la empresa convenció a unos y a otros no.
Gualberto Pinzón, accionista desde el año 2007 cuando en la primera emisión compró cinco millones de pesos en títulos de la petrolera, dice que le dieron la ilusión de un periodo de transición y que la empresa se va a recuperar, “parecen totalmente creíbles pero uno queda con sus dudas". En cambio Amalia afirmó que lo que hicieron fue “pintar pajaritos en el aire y le quieren hacer creer a la gente cosas que no son”. Indignación, tristeza y frustración decían sentir los accionistas que pidieron la palabra después de cada punto de la agenda: cargaron contra la junta directiva, las políticas de la empresa, la falta de previsión, los sueldos de los directivos y empleados, la USO, el sindicato de Ecopetrol (que no estaba ahí para defenderlos), la corrupción de Reficar, la venta de Propilco, y sobre todo contra Roberto Steiner, representante en la junta directiva de los accionistas minoritarios, entre los que están los fondos de pensiones, con el 3,11 por ciento de las acciones.

Steiner llevó la peor parte al ser acusado de no hacer lo suficiente por defenderlos y velar por sus intereses, y fue tanta la presión que al final el Presidente de Ecopetrol aceptó la propuesta de estudiar el ingreso de otro representante de los minoritarios a la junta directiva de la empresa.

Echeverry explicó que le parece una propuesta interesante e innovadora a la que le va a dar trámite. “Ya empezamos a elaborarla mentalmente, pero le vamos a pedir a la parte jurídica de la empresa que construyamos la propuesta en los próximos tres meses para presentársela al accionista mayoritario, que es el Ministerio de Hacienda y eventualmente para llevarla a una asamblea extraordinaria para avanzar”, agregó.

El Presidente de la petrolera concluyó que eso no haría sino sumarle a Ecopetrol, que es una empresa de todos los colombianos a través del Estado, de muchos a través de las pensiones, y de muchos accionistas minoritarios, “incluido yo y muchos nos sentiríamos representados no solo a través de los fondos de pensiones, del Ministerio de Hacienda, sino de un representante directo adicional”.

Pedro Vargas Núñez
Subeditor Portafolio