En ascenso el consumo de té en Colombia

Un colombiano, en promedio, toma 1,5 litros/año. En el 2014 el negocio puede valer $100.000 millones.

El mercado del té helado puede llegar a $100.000 millones.

Archivo Portafolio.co

El mercado del té helado puede llegar a $100.000 millones.

POR:
abril 13 de 2014 - 06:41 p.m.
2014-04-13

El consumo de té, frío o caliente, escala posiciones en la preferencia de bebidas entre los colombianos.

El llamado té helado, que en los últimos años se consolidó como una categoría, pasó de 0,3 litros por persona en el 2008 a 1,5 litros en los últimos seis años. En el 2012 ese cálculo fue de 1,2 litros.

Se estima que para este año el mercado valga unos 100.000 millones de pesos.

Las cifras reveladas por Fenalco, basadas en datos de la FAO y Euromonitor, muestran que el país todavía está distante del mercado mundial, que ronda los cinco litros, en ascenso en los últimos años.

Colombia está más desarrollada que Chile, por ejemplo, donde se registraron cerca de 0,4 litros por persona.

Los consumos más altos de té helado se dan en Hong Kong, China, (46,2 litros) y Estados Unidos (14,5 litros).

El desarrollo de la industria del té helado en Colombia se evidencia en varios factores, dice el análisis que hace el gremio de comerciantes sobre ese mercado.

El primero es el nivel de competencia con otras categorías de las bebidas entre las que aparecen las aguas embotelladas, los jugos empacados y las gaseosas.

El otro fenómeno es que las grandes multinacionales han encontrado un nicho para competir, crecer y diversificar su portafolio. Figuran Coca-Cola. Nestlé, Pepsi, Quala y Unilever.

Otros jugadores del negocio de alimentos y bebidas también han visto atractiva esta categoría.

Es así como recientemente la firma Congrupo, que comercializa productos de marcas como Act II y salsas Heinz, compró Jaibel, una pyme colombiana de medio siglo especializada en la producción y comercialización de té e infusiones.

DESPLIEGUE EN CANALES

Los grandes supermercados también hacen lo suyo y han destinado espacios generosos en las secciones de bebidas, en vista de la respuesta de los consumidores y el dinamismo de los industriales.

En la evolución de la oferta también aparece el té light y la presentación como bebida instantánea, en polvo.

Igualmente, han incursionado en el desarrollo de esta categoría los restaurantes y los bares que también tienen la bebida en sus cartas.

A lo anterior se suman casas especializadas que diversifican en productos y utensilios para capturar preferencias dentro del hogar.

ESTAMOS EN 10 TAZAS POR PERSONA

La bebida caliente ha ganado terreno en el mercado.

Para el 2008, un colombiano consumía 8,5 tazas de té en promedio. Y el año pasado esa cifra llegó a las 10 tazas, 3,1 por ciento más que las del 2012 (9,7 tazas). Las cifras colombianas están lejos del primer país en consumo, que es Turquía, con 1.670 tazas al año.

congom@portafolio.co

Siga bajando para encontrar más contenido