Así se vería afectada la operación aérea en caso de que los pilotos de Avianca entraran en paro

Unos 15.000 viajeros al día se afectarían si hay un paro de pilotos. Avianca suspendió la venta de boletos para los días 20, 21 y 22 de septiembre.

Avianca

Avianca

Cortesía Avianca

POR:
Portafolio
septiembre 19 de 2017 - 08:20 a.m.
2017-09-19

De no alcanzarse un acuerdo entre los directivos de Avianca Colombia y el sindicato de esa compañía, agrupados por la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles (Acdac), las operaciones aéreas del país podrían sufrir un gran impacto.

En la noche del lunes, los directivos de Avianca, los representantes de los pilotos de Acdac y la ministra del Trabajo, Griselda Restrepo, decidieron suspender la reunión y continuar este martes con la negociación.

Según fuentes de esa organización sindical, la prevalencia de la huelga de los cerca de 730 pilotos de la principal aerolínea colombiana puede generar una afectación –por retrasos y cancelaciones– en el transporte de alrededor de 15.000 pasajeros diarios, es decir, más de un 70 por ciento de los 20.000 viajeros que mueve Avianca todos los días en sus vuelos a destinos nacionales e internacionales.

(Lea: El eterno nudo ciego de las negociaciones entre Avianca y sus pilotos). 

Cabe anotar, según Acdac, que Avianca transporta al 60 por ciento de las personas que se viajan a diario en el mercado local en vuelos nacionales y el 30 por ciento en los internacionales, sumados a las 450 operaciones al día que realiza la empresa en todo el país.

Mientras que la Asociación insiste en que Avianca quiso ‘calcar’ el pacto colectivo con la Organización de Aviadores de Avianca (Odeaa) durante las negociaciones, la firma reitera su versión de que Acdac terminó de manera unilateral la etapa de arreglo directo, sin haber estudiado ninguna de las 20 propuestas presentadas por la empresa ni las solicitudes reflejadas en el pliego presentado por esta organización, la junta directiva de Acdac decidió votar en asamblea la huelga.

Cabe recordar que esa organización sindical comenzó el fin de semana pasado una serie de protestas conocida como ‘operación dignidad’, en la que exigen servicio médico para toda la familia, reducción laboral en unas 40 horas, tiquetes ilimitados en clase ejecutiva, una prima mensual de 500.000 pesos por riesgos asociados con la operación y hasta un portátil o tableta para entrar en la onda del teletrabajo.

Sin embargo, frente a la invitación al paro Avianca calificó esta decisión de “un cese ilegal de actividades, toda vez que el transporte aéreo es un servicio público esencial y Acdac es un sindicato minoritario, sin la representatividad requerida para dar marcha a las medidas de presión anunciadas”.

Y agregó que para que el cese de actividades votado sea válido, de un total de más de 8.445 trabajadores de Avianca en Colombia, el llamado a huelga debería contar con una votación de por lo menos 4.224 empleados.

Fuentes cercanas al proceso manifestaron que los vuelos de las aerolíneas del grupo Avianca Holdings que vuelan al interior de Ecuador, Perú, Centroamérica y el Cono Sur no se verán afectados de hacerse efectivo el cese de actividades de los pilotos de Acdac.

Precisaron además que los aviones de la flota de la Avianca Colombia seguirán volando, pero a un ritmo más espaciado con los pilotos que sí están activos, puesto que la empresa cuenta en total con 1.338 pilotos en el país.

Avianca, por su parte, recalcó que durante el 2017 suscribió convenciones colectivas con siete organizaciones sindicales, pero que con Acdac no hay acuerdo desde el 2013 y que en el proceso de negociación actual, los líderes de esta asociación no aceptaron ninguna de las propuestas y terminaron unilateralmente la fase de arreglo directo.

La empresa dijo que hay diseñado un plan de contingencia en caso de no lograr un acuerdo entre las partes, pero que lo informará y pondrá en marcha una vez se produzca esa decisión.

“Ante esta situación, el equipo de Avianca, comprometido con el servicio, diseña planes de acción y mitigación para atender las necesidades de nuestros pasajeros de la mejor forma posible”
, ha puntualizado la aerolínea ante esta situación.

Y, para mitigar el impacto en medio de la negociación, la compañía suspendió la venta de boletos desde y hacia destinos en Colombia para los días 20, 21 y 22 de septiembre, pero los vuelos siguen activos.

IATA HABLA DE RIESGOS GRAVES SI HAY PARO 

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (Iata) le dirigió una carta a la Ministra del Trabajo, Griselda Restrepo, en nombre de las 274 líneas aéreas miembros (responsables del 83 por ciento del tráfico aéreo internacional) y en especial de las aerolíneas que operan en Colombia, ante la amenaza de huelga de pilotos. “El transporte aéreo es un servicio imprescindible para el comercio y la conectividad de un país para sus ciudadanos”, dice la misiva.

La Iata advierte que en el caso de suscitarse una huelga, podría ocasionar que los 460.000 empleos que dependen directa o indirectamente del sector de la aviación en el país se vean afectados, así como los cerca de US$ 8.000 millones que aporta al PIB y los más de US$ 60.000 millones en exportaciones que son posibles gracias a la aviación.

ECONOMÍA

Siga bajando para encontrar más contenido