Auge de negocios chilenos en Colombia

La compra de Helm Bank por parte de Corpbanca, por 1.278 millones de dólares, se convierte en la mayor adquisición de una empresa chilena en Colombia.

Terpel fue una de las grandes compras chilenas en el país.

Archivo Portafolio.co

Terpel fue una de las grandes compras chilenas en el país.

Empresas
POR:
octubre 09 de 2012 - 07:51 p.m.
2012-10-09

Hasta ahora era la compra del Banco Santander, también por parte de ese grupo, en 1.225 millones de dólares y que se realizó a principio de este año.  
La Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon), de
Chile, señala que entre 1990 y diciembre del 2011, el inventario de colocación de capitales australes en Colombia sumó 8.904 millones de dólares, el 14,2 por ciento del total invertido por las empresas de esa nación suramericana en el extranjero.
Tras las movidas de CorpBanca y la cifra de nueva inversión que reporta el Banco de la República para el primer semestre del año que es de  387 millones de dólares, la cifra puede hacer subir el stockde manera importante.
El primer ciclo  de inversión chilena en Colombia comprendió de 1994 a 1997, y estuvo asociado al sector energético (principalmente generación y distribución de electricidad), y cuando se encauzaron fondos de largo plazo, entre otros, a empresas como Chivor y Emgesa.
La segunda etapa se inició en 2003 y va hasta hoy, y está relacionado, entre otras movidas, con recursos dirigidos a sector de servicios -en particular en Sodimac (Homecenter), donde tienen el 49 por ciento-, la apertura de las tiendas por departamentos Falabella y La Polar y la compra de Terpel por parte de Copec.
A lo largo de los últimos 20 años, los recursos chilenos se han concentrado en el sector energético -tanto en generación como en distribución eléctrica- con inversiones por 6.126 millones de dólares y el 68,8 por ciento del total.
Sigue en importancia el sector servicios, donde se incluye comercio al por menor, con 1.775 millones de dólares y 19,9 de participación.
 Con 956 millones de dólares, y 10,7 por ciento, se ubica luego la industria manufacturera, destacándose los subsectores de madera y distribución de combustibles y gas.

Las causas

Además de que Colombia es un mercado dos veces más grande que Chile,  el interés de compañías de ese país por venir se suscita, entre otros factores, por la  ventaja que otorga a su empresariado haber desarrollado exportaciones de productos y servicios a determinados mercados durante un período prolongado de tiempo.
El presidente de Asipla -gremio que reúne a las empresas de la cadena del plástico en Chile-, Julio Compagnon, dice que si bien se afectan por las importaciones asiáticas, su sector crece al doble en su país gracias a los TLC con cerca del 60 por ciento de mercado mundial.
Además, asegura que hay interés de empresas chilenas por crear joint ventures  y asociaciones para la fabricación de productos plásticos en Colombia.
“El empresario no solo del plástico sino de otros sectores tiene mucha fe en el crecimiento de la economía colombiana”, agrega. 
El directivo considera que en Colombia se observa un optimismo  y un nivel de confianza similares a los que llevaron en los 90 al despegue de la economía chilena.