Aumentan las críticas a un posible Tratado de Libre Comercio con Corea del Sur

Sectores automotriz y de electrodomésticos hicieron fuertes críticas a un acuerdo comercial con la n

Empresas
POR:
febrero 24 de 2011 - 12:33 a.m.
2011-02-24

Sectores de la industria automotriz colombiana y de los productores nacionales de electrodomésticos arreciaron sus críticas a la inclusión de estas actividades en el Tratado de Libre Comercio (TLC) que se está negociando con Corea del Sur.

Voceros de algunas ensambladoras agremiadas en la Andi, de los fabricantes de autopartes y de los electrodomésticos afirman que para sus respectivos sectores no habrá vida después del acuerdo con el país asiático si no los excluyen de la negociación.

Colombia y Corea están negociando el TLC hace 14 meses y acaban de concluir una minirronda en Los Ángeles (Estados Unidos), en la que el equipo coreano accedió a no excluir los renglones de carnes y lácteos y no aceptaría dejar por fuera los sectores mencionados, que son su principal interés ofensivo.

El ministro de Comercio, Sergio Díaz-Granados, por su parte, confía en concluir este año esas negociaciones, que hacen parte de la política comercial colombiana y de la estrategia para fortalecer la presencia en Asia.

Para el presidente de la Asociación Colombiana de Fabricantes de Autopartes (Acolfa), Camilo Llinás, una apertura del mercado automotor colombiano a Corea llevaría a la suspensión de la producción nacional de vehículos, lo que generaría el marchitamiento de la producción de autopartes. Igual consideración hace la directora de la Cámara de la Industria Automotriz de la Andi, Juliana Rico, quien agrega que Corea, además de ser una economía cerrada, tiene mucha fortaleza en manufacturas y hace dumping (vender por debajo de los costos de producción), por lo que Colombia perdería la oportunidad de generar innovación tecnológica en el sector y de ser un gran exportador de vehículos a sus socios de la Comunidad Andina.

Los temores de los productores de electrodomésticos no son menores. Colombia, dijo el gerente de Haceb, Cipriano López, se encuentra en un momento histórico en el cual puede consolidar su integración al engranaje mundial de la industria de electrodomésticos, como una plataforma de exportación, no sólo para el mercado regional, sino mundial. Sin embargo, advirtió, un TLC con Corea que no excluya a este sector dará al traste con la producción colombiana orientada a la exportación.

Rodrigo Mayorga, gerente de Challenger, firma con más de 70 años en el mercado, con cuatro plantas de fabricación y que exporta a Costa Rica, Perú, Ecuador, Chile, Venezuela, Bolivia y Aruba, es categórico en afirmar que un acuerdo “es mortal para el sector. No existe un plan b”, dijo.

‘Miles de empleos, en riesgo’

Un documento de Haceb y Challenger señala que el sector de electrodomésticos colombianos emplea más de 23.000 personas y registra más de 140 establecimientos productores. Haceb se encuentra ejecutando una inversión de 35 millones de dólares. Challenger, por su parte, cuenta con una cadena de distribución de más de 300 almacenes.

14 meses llevan las negociaciones de un Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Colombia y Corea.