Auteco 'prende motores' en la venta de motos y bicicletas eléctricas

Por lo pronto, se producen en China y en un centro de logística en Bogotá se hacen los ajustes finales. Esperan ensamblarlas en Itagüí y Cartagena.

Auteco

El lanzamiento de las 13 referencias de vehículos eléctricos se hizo este miércoles en Maloka, en Bogotá.

Archivo particular

Empresas
POR:
Portafolio
julio 06 de 2016 - 10:45 p.m.
2016-07-06

La firma Auteco presentó este miércoles seis referencias de bicicletas, tres de motos y cuatro de híbridos entre estos dos tipos de máquinas, con las cuales empezará a incursionar en el negocio de los vehículos propulsados con energía eléctrica.

El presidente de Auteco, Javier Alfonso Bohórquez, explicó que hace siete años –cuando él aun no era la cabeza de la compañía, pues llegó hace cuatro años– se habían embarcado en un experimento para hacer realidad este propósito, e incluso realizaron un piloto con Codensa en Bogotá, pero “no pelechó” porque “no era el momento, no tuvimos los proveedores, no hubo el ecosistema, no hubo la visión clara de hacia dónde íbamos”. Un error, acepta, es que estaban pensando en reemplazar la movilidad que se logra con las motos, algo que aún no es posible por medios eléctricos.

Sin embargo, hace dos años se empezó a coser de nuevo la iniciativa corrigiendo los errores del pasado y se tejió una alianza con Yadea, que es la compañía de movilidad eléctrica más grande en el mundo, que les brinda su tecnología.

"No llegamos de primero a vender estos productos, pero sí a construir un negocio futuro", añadió Bohórquez.

Las motos que ahora sacan pueden alcanzar velocidades de 45 kilómetros y las bicicletas de unos 30 kilómetros por hora. La autonomía promedio es de 45 kilómetros.

Por lo pronto, la producción se hace en China y en un centro de logística que Auteco montó en Bogotá se realiza un ensamblaje básico para luego llevarlas al resto del país.
No obstante, de acuerdo con Bohórquez, en la medida en que las ventas respondan se pensaría en hacer el montaje en las plantas que la compañía posee en Cartagena e Itagüí (Antioquia).

“Esta es una apuesta donde realmente hay una inversión fuerte detrás por parte de la compañía para poder construir toda la plataforma, porque esto no es solo vender productos sino crear un ecosistema que garantice el desarrollo y el crecimiento de esta alternativa”, dijo Bohórquez, quien se abstuvo de informar cuál ha sido la inversión.

Indicó que los dos primeros años serán para hacer una apuesta por la nueva línea, independientemente de los resultados, pero es el periodo en el cual esperan llegar a un punto de equilibrio.

La división que se creó se llama Auteco Electric y los vehículos aparecerán con la marca stärker. El plan es que termine el 2016 con 34 puntos de distribución propios (ya hay cuatro en Bogotá, uno en Medellín, otro en Cali y en Palmira (Valle) y 40 puntos de exhibición en otras tiendas que ya posee la empresa.

“No estamos a la caza de un negocio de oportunidad. No se trata de que vamos a traer dos a tres contenedores del producto a ver cómo nos va. Por lo tanto, el sello que van a tener nuestros productos, por encima de todo, va a ser el respaldo”, enfatizó el Presidente de Auteco, empresa que está cumpliendo 75 años.

Bohórquez le hizo un llamado al Ministerio de Transporte para que deje claro cuál es el uso permitido en la categoría de eléctricos livianos diferentes a las motos, en la que están los motocarros y los cuatriciclos. Así mismo, pidió que se exija que todas las motos deban salir con matrícula y Soat del almacén, ya que, sostuvo, se configura una competencia desigual, pues mientras que Auteco saca sus productos con esos requisitos, otras marcas no lo hacen aprovechando lo que aparentemente son vacíos en la legislación. “Para nosotros no hay zonas grises: si se ve como una moto y anda como una moto, aunque no use gasolina sino corriente eléctrica, es una moto”, apuntó.

MAL AÑO PARA LAS MOTOS

De acuerdo con el presidente de Auteco, en lo que va del año el mercado de las motos se ha contraído en cerca del 15% y el 2016 terminaría con un decrecimiento del 12 al 13%, algo que no se veía desde el 2009, en plena crisis económica mundial, cuando bajó en un 30%.

El estimativo es que en el país se venderán unas 590.000 unidades, frente a 664.000 del 2015.

Explicó que el motivo hoy es el encarecimiento del producto debido a la devaluación del peso frente al dólar y la pérdida de confianza de los ciudadanos en el futuro de la economía nacional. Por eso, mucha gente aplaza el cambio de su vehículo esperando a que baje el precio. La esperanza es que en el 2017 se vuelva a enrutar el mercado y ocurra lo de hace poco más de un lustro, cuando las ventas bajaron un 30% pero luego se recuperaron.