Autos particulares, nuevo paso de Foton en Colombia

Ricardo Molina, gerente general de la firma china en Colombia, anuncia la puesta en marcha de la primera etapa de la planta de ensamblaje. Vendrá una segunda fase de ensanche para exportar.

Autos particulares, nuevo paso de Foton en Colombia

Archivo

Autos particulares, nuevo paso de Foton en Colombia

Empresas
POR:
mayo 28 de 2015 - 01:59 a.m.
2015-05-28

La compañía Foton se prepara para ampliar su oferta de carros y pasar del segmento de camiones y pick ups al del vehículos comerciales y camionetas familiares.

El salto se dará entre el 2016 y el 2017 y la idea es que el primer carro comercial que se venda en el mercado se ensamble en Colombia.

Así lo anuncia el gerente general de la compañía, Ricardo Molina, al explicar que la iniciativa avanza.

“A finales del 2016 se podrán hacer algunos lanzamientos en ferias o a nivel de marca. Ya hay algunos prototipos desarrollados y madurados en el mercado chino. Esperamos traerlos acá con las debidas modificaciones topográficas que nuestro país demanda”, señaló el ejecutivo al referirse a las perspectivas de la marca en Colombia.

De esta manera, agrega, la empresa no solo sería la segunda marca más vendida en términos de vehículos comerciales, sino que podrá entrar a vehículos particulares pequeños, con motores de 1.200, 1.400, 1.500, 1.800 y 2.000 centímetros cúbicos.

“Tendríamos es una marca con una cobertura del portafolio automotriz que el país llegue a necesitar para todas las gamas”, dijo Molina.

Este plan de crecimiento está enmarcado dentro de la puesta en marcha de la planta de ensamblaje que está a la espera de formalismos legales para ser presentada en julio. Se esperaba que el acto especial coincidiera con la visita del primer ministro Chino, Li Keqiang, la semana pasada.

Para el directivo, la planta que está en Funza es un voto de confianza en el consumidor y en el país.

“Colombia está muy bien vista desde aspectos como de la calidad en el suministro de autopartes y de soporte de la posventa. Inicialmente, empezamos con la línea de pasajeros, que es la pick up y el nuevo producto que lanzamos en noviembre, en el Salón del Automóvil que es la SUV Toplander”, dijo.

Será la primera fábrica de ensamblaje que ‘prende motores’ bajo el Profia (Programa de fomento de la industria automotriz), ideado por el Gobierno para garantizar la sostenibilidad de la producción del sector en el país.

En síntesis, según explicó el Gerente General de Foton, este nuevo mecanismo pone a competir la oferta local de autopartes con la internacional, y rebaja aranceles a productos que no se manufacturen en Colombia.

Estabilizada la planta de ensamblaje, se programa una segunda etapa de ensanche que permita la exportación a cinco países de Latinoamérica, con lo que esta será para la marca China la segunda sede de producción en la región, luego de la de Brasil.

Foton, dice Molina, tiene el interés de producir internamente para ganar en competitividad, con el fin de dejar de pagar aranceles por carros importados, lo que impacta el precio. Esto es necesario ante la oferta de carros que llegan más baratos de México y Estados Unidos, gracias a los respectivos acuerdos comerciales.

Lo anterior, unido a que también se acerca la entrada en vigencia del tratado de libre comercio con Corea que igual ofrece ventajas en la comercialización de carros que vienen de ese mercado. “Montar la planta de ensamblaje es una manera de contrarrestar esa competencia, porque un acuerdo comercial con China todavía se demorará muchos años”, explicó Molina.

La estrategia de Foton es tener peso en el mercado con calidad y precios competitivos. Eso implica, dice, derrumbar el mito según el cual la producción china es barata pero de calidad cuestionable.

Advierte que el camino que está recorriendo China es el que siguió Corea con marcas como Kia. Cree que los chinos demostrarán la fortaleza de su marca. En ese país, Foton ensambla y produce unos 900.000 vehículos al año, con algunos componentes alemanes, con altas eficiencias, lo que permite mejores precios sin tener que sacrificar calidad.

En medio de perspectivas complejas para el mercado, tiene el segundo lugar en camiones

El Gerente General de Foton dice que el año comenzó bien, pero reconoce que algunos factores impactan en el sector del transporte de carga negativamente.

Puntualmente, señaló, le pega al sector de transporte el hecho de que desde el primero de enero es obligatoria la introducción de la tecnología de emisión de gases Euro IV para todos los carros diésel.

“Eso genera unos impactos sectoriales importantes como el incremento en precios, porque la tecnología de los motores cambia. Entonces hay un tema de impacto en la capacidad de compra de los transportadores en Colombia”, comentó Ricardo Molina.

El segundo impacto es la tasa de cambio que toca a los importados.

“De ahí que se afecte la confianza del consumidor, en contra de la percepción de riesgo de las entidades financieras. El mismo vehículo, que produce lo mismo, sube de precio”.

Foton cuenta con la ventaja de que todavía tiene inventario que no se ha afectado por esos fenómenos, pero sabe que hacia el segundo semestre puede enfrentar esa situación como sus competidores. Este hecho se ha empezado a notar en aumento de precios. “Esperamos a nivel general un freno en la dinámica que ha mostrado el negocio de carga. Puede aplazarse la decisión de compra”.

En medio de la coyuntura, la compañía está satisfecha con sus resultados en Colombia. En camiones pasó en participación de mercado del 14 al 17,5 por ciento entre enero y abril del año pasado frente al mismo periodo de este año.

“El año pasado fuimos la segunda marca más vendida de camiones en el país, después de Chevrolet, según cifras del Runt, y este año continuamos segundos, ampliando la brecha frente al tercero (Jac).

En pick ups tiene una cuota cercana al 8 por ciento.

El año pasado tuvo un crecimiento del 52 por ciento en todas las líneas de producto.

En el segmento de camiones creció 49 por ciento, tras nueve años en el mercado, con una participación de 14 por ciento frente a 9,5 por ciento del 2013.

Constanza Gómez G
Economía y Negocios