Avanza la Zona Franca de Ibagué

Unas 10 empresas ya muestran interés en el parque industrial que requiere 20 millones de dólares para su adecuación.

Claudia Penagos, gerente de la Zona Franca de Ibagué.

Archivo particular

Claudia Penagos, gerente de la Zona Franca de Ibagué.

Empresas
POR:
septiembre 19 de 2014 - 02:02 a.m.
2014-09-19

Con una inversión de 20 millones de dólares, la Zona Franca de Ibagué espera tener lista su infraestructura en dos años. Así lo señala Claudia Penagos, gerente de ese nuevo espacio industrial, declarado zona frena permanente el pasado dos de julio.

En una primera etapa, el proyecto abarca 23 hectáreas, aunque el terreno disponible es de 120 hectáreas.

“Estamos contentos porque ese no es un proyecto fácil, conseguir la declaratoria de una zona franca en Colombia es cada vez un proceso más difícil. Era un proyecto que necesitaba la región”, dijo.

Para la ejecutiva, Ibagué se está transformando y dentro de ese proceso es necesario avanzar en este tipo de proyectos como plataforma para el desarrollo regional y nacional.

Consideró que en este parque empresarial se podrá descongestionar la carga que se transporta desde y hacia el Puerto de Buenaventura y que se mueve a través del centro del país, teniendo a Bogotá como principal destino.

“Entrar a Bogotá es un caos, aun para las zonas francas que están en las afueras y la periferia”, comenta.

Igualmente, se busca atender con oportunidad mercados que se dirigen a la misma Bogotá, y a Medellín y Cali.

Otro objetivo es poder sacar mercancías que se exportan desde Buenaventura, produciéndolas desde la capital tolimense, explicó la ejecutiva.

Hasta el momento, unas 10 firmas han mostrado interés en fijar operaciones en la nueva Zona Franca que busca promover inversión y empleos de calidad.

Además, trabaja en un estudio de mercado, tras mercados potenciales que no se han identificado. El parque industrial está en el kilómetro 13 en la vía que conduce de Ibagué a Espinal.

Penagos dice que la ubicación también lo hace atractivo por las facilidades de conexión.

De un lado, está la Vía Panamericana con un corredor central y la meta es que en unos dos años se pueda conectar la Zona Franca con la doble calzada Girardot-Ibagué con la construcción del corredor correspondiente.

Otra ventaja del proyecto es que queda reservado un espacio para construir a futuro una plataforma multimodal, si se llega a dar el caso de que se reactive la red férrea.

Se espera que allí se puedan generar unos 900 empleos directos y unos 2.000 a 2.500 indirectos, generados entre el usuario operador y los usuarios calificados dentro de la Zona Franca.