Avicultores prevén una década de crecimiento

La dinámica del sector sería impulsada por la llegada de inversionistas internacionales para hacer negocios en Colombia.

Osler Desouzart / Consultor

Archivo Portafolio.co

Osler Desouzart / Consultor

POR:
octubre 05 de 2012 - 01:59 a.m.
2012-10-05

No menos del 42 por ciento crecerá la industria avícola colombiana durante los próximos diez años.

Esa es la previsión de Osler Desouzart, un consultor internacional, durante las sesiones del 16 Congreso Nacional Avícola, organizado por Fenavi, el gremio de avicultores colombianos.

Se estima que Colombia pasaría de 1,06 millones de toneladas de carne de pollo producidas en el 2011 a 1,45 millones en el 2021.

Desouzart destacó tres aspectos que incidirán directamente en el crecimiento del sector: el proceso de paz, las oportunidades de los inversionistas internacionales y las que tienen los locales para la creación de nuevas empresas avícolas.

“Sin duda, uno fundamental es la concreción de un proceso de paz al que está comprometido el Gobierno colombiano”, dijo, pues una nueva realidad social traerá una nueva de tipo económico.

Esto -explicó- jalona una mayor producción, productividad, demanda de insumos, canales de distribución, lo que termina por incidir en una mayor oferta de carne de pollo para los consumidores.

En cuanto al desarrollo mismo del sector, desde el punto de vista empresarial, serán los empresarios colombianos quienes tendrán oportunidades, bien sea incrementando su capacidad productiva, creando nuevas empresas o fusionándose con otras.

También se esperaría el crecimiento de las pequeñas existentes, con más inversiones en su infraestructura e, incluso, las de microempresarios que abastecen pueblos.

Así las cosas, la producción avícola tiene la posibilidad de crecer casi un 50 por ciento de lo hoy establecido.

Adicionalmente a las inversiones locales, Desouzart llamó la atención porque los empresarios avícolas brasileros están buscando otros mercados a donde crecer y, por tanto, tienen a Colombia en la mira para sus nuevos negocios.

Sin embargo, la llegada de esos posibles inversionistas no será para crear empresas nuevas, sino, por el contrario, ofertar por las ya existentes, lo que dará procesos de fusiones y adquisiciones de empresas avícolas.

Juan C. Domínguez

Enviado especial

Cali

Siga bajando para encontrar más contenido