Avon deberá pagarle a empleada por hacerla bailar

La demandante aseguró que sufrió daños morales porque la obligaron a disfrazarse y a realizar una danza sensual.

Según la demandante, en las convenciones de la empresa eran habituales actividades que supuestamente ofenden la dignidad de los

Archivo Portafolio

Según la demandante, en las convenciones de la empresa eran habituales actividades que supuestamente ofenden la dignidad de los

Empresas
POR:
febrero 10 de 2015 - 08:43 p.m.
2015-02-10

La multinacional de cosméticos Avon fue condenada a pagarle una indemnización de 100.000 reales (unos 35.715 dólares) a una de sus empleadas en Brasil por haberla obligado a disfrazarse y a realizar una danza sensual en una reunión para vendedores de la empresa, informaron este martes fuentes judiciales.
La condena por daños morales fue impuesta en segunda instancia por el Tribunal de Justicia de Trabajo del estado de Ceará (noreste) pero la multinacional aún puede presentar un recurso ante un tribunal superior, informó este martes la corte en su página en internet.

La condena favorece a una empleada que fue admitida como vendedora de Avon en febrero de 2008 y que llegó a ocupar el cargo de gerente de ventas en la ciudad de Crateus, interior del estado de Ceará, antes de haber sido despedida en noviembre de 2013.

La demandante aseguró que sufrió daños morales en una de las conferencias para la divulgación de nuevos productos promovidas anualmente por Avon Cosméticos y en la que fue forzada a disfrazarse y a bailar sensualmente al ritmo de 'Vida de Empreguete', una música que se popularizó por ser de la banda sonora de una telenovela de 2012 y que abordaba la vida de las empleadas domésticas.

De acuerdo con la demandante, en las convenciones para vendedores de la empresa eran habituales actividades que supuestamente ofenden la dignidad de los empleados.

"Obligar a una empleada a vestirse con disfraces y a participar de danzas de cuño peyorativo al frente de varias personas es censurable", alegó en su sentencia el magistrado Plauto Porto, que fue el ponente de la condena aprobada por el tribunal.

Porto agregó que la indemnización por daños morales "tiene el objetivo pedagógico de intimidar al infractor ante una práctica reiterada de conducta ilícita".

EFE